FORMACIÓN FORMAL Y FORMACIÓN INFORMAL

“Definición” de formación informal.

Se dice que la formación informal es la que se basa en la experiencia cotidiana; es decir, la que se obtiene a través de las actividades cotidianas, bien sean en el trabajo, en el ocio, en el hogar..

Ocurre a lo largo de toda la vida; desde que se nace hasta que se muere. No se deja de aprender nunca.

El aprendizaje que se obtiene de la formación informal se suele denominar experiencia y es lo que más se valora en una determinada profesión o faceta humana. La experiencia hace a la persona experta y valorada. La experiencia también nos hace adquirir unos valores, actitudes y reacciones ante nuevos sucesos.

El aprendizaje informal suele estar asociado con la interacción con otras personas. Si las personas con las que se interacciona tienen más experiencia, entonces el aprendizaje es mucho más rápido y efectivo.

El resultado del aprendizaje informal nos suele capacitar para muchas facetas de la vida: familia, amor, amistad, trabajo,….

Las personas somos curiosas (y atrevidas) por naturaleza, si cae en nuestras manos un nuevo producto o tecnología, se interacciona con ella (aunque no se sepa manejarla) hasta que se consigue aprender alguna de sus funcionalidades. Las características citadas (curiosidad y atrevimiento) disminuyen con la edad (¿qué las disminuirá?).

Lo que se aprende en el aprendizaje informal no se suele olvidar “en la vida” y lo utilizamos constantemente.

Cuando el aprendizaje informal lo realizamos en el trabajo nos pagan.

 

“Definición” de formación formal.

Es la formación que se ofrece en los centros de formación. Ésta tiene un carácter estructurado, está planificada, las personas disponen de recursos y personal experto, tanto en el conocimiento a transmitir como en el propio proceso de formación.

La formación formal suele tener una fecha de inicio y una final. Hay personas que una vez obtenido el título no vuelven a realizar formación formal.

El aprendizaje que se suele obtener de una formación formal suele ser un título o certificado. Tiene más valor cuanto más nivel tenga el título; por ejemplo, si el título lo expide una universidad tiene más “importancia” que si lo expide un colegio.

El aprendizaje formal no suele estar asociado a la interacción con las personas; cosa curiosa por cierto, ya que en teoría se interactúa con el profesorado (personal con experiencia y altamente cualificado en los procesos de formación formal).

El resultado del aprendizaje formal no suele capacitar en facetas de la vida como la familia, la amistad, los valores,..(algunas personas también dicen que tampoco capacita para desarrollar un trabajo).

A medida que las personas realizamos formación formal se pierde la iniciativa, la curiosidad y el atrevimiento; de hecho, en muchos procesos de la formación formal las personas están sentadas, completamente inactivas (aunque se supone que algo de actividad “cerebral” existe).

Lo que se aprende en el aprendizaje formal se suele olvidar cuando éste acaba (a menos que se utilice en la formación informal). La mayoría de las personas en edad adulta suelen utilizar constantemente lo que han aprendido en sus primeros años del aprendizaje formal (sumas, restas, leer, escribir,….); pero a medida que se avanza en la formación formal lo que se aprende no se suele utilizar en las actividades cotidianas, y por consiguiente se suele olvidar.

Cuando realizamos aprendizaje formal solemos pagar por ello.

 

 POR FAVOR COMPAREN LAS CARACTERÍSTICAS DE UNA Y OTRA FORMACIÓN…

 ¿PIENSAN LO QUE YO?…

PUES SÍ, QUE ALGUIEN SE HA CONFUNDIDO EN EL NOMBRE; PROBABLEMENTE CAMBIÓ LAS ETIQUETAS DE LAS CARPETAS DONDE SE ENCONTRABAN LAS DEFINICIONES.

 A mí me parece más formal la formación informal y más informal la formal. A lo mejor convendría incorporar más procesos de formación informal a la formal, de esta forma conseguiríamos “informalizar” lo formal. Algo así como: “elegante pero informal” o con barba de dos días, que diría un buen amigo.

About these ads

11 comentarios

  1. Gracias, Ángel, de nuevo por tu reflexión, que viene de perlas para conectarlo con mi post http://blogs.ua.es/verduset70/2008/04/23/liderazgo-situacional-aplicado-al-aula-y-aprendizaje-informal/ . No ha habido oportunidad desde mi blog de dar difusión de este post, pero, como ves, aprovecho tu tirón mediático en la web 2.0 para llamar la atención a todos. Gracias por adelantado por permitirme apoyarme en tu blog.

    Estaría interesante asociar esto, y espero dedicarle un rato, cuando pueda, a algo similar encontrado en el libro “inteligencia social”, de D. Goleman, en la página 351, sobre la U invertida entre el nivel de estrés y el rendimiento mental en tareas de aprendizaje (y toma de decisiones). Repito: altamente recomendable, y relacionado con todo lo que expones aquí, y en otros posts similares.

    Salu2, y seguimos en contacto!

    Verdú

  2. Hola Verdú:

    Gracias a ti por tu blog y por tus comentarios.

    Creo que tengo el libro que cometnas en biblioteca revisaré la página que indicas.

    Salu2

    Ángel

  3. Estimado Ángel:
    Sigo con interés tus reflexiones sobre temas educativos.
    En este caso creo que dicotomizar estableciendo una clara frontera entre formación formal e informal impide reflejar los variados matices que se dan en los procesos formativos. Como sabes, hay autores que hablan también de la formación no formal que recoge aspectos de una u otra.
    Por otra parte es arriesgado limitar la formación formal a la recepción pasiva de información e incluso afirmar que “A medida que las personas realizamos formación formal se pierde la iniciativa, la curiosidad y el atrevimiento”, aunque puede ser cierto en numerosos casos, creo que eso no es atribuible a que se trate de formación formal sino a que los responsables de la misma han sido incapaces de diseñar y proponer actividades formativas adecuadas que eviten esa situación.
    Resumiendo, si bien es cierto que la formación formal “tradicional” en general carece de estímulos suficientes que fomenten un aprendizaje activo, en mi opinión, una formación formal, si está bien planteada y me consta que tú sabes mucho de eso, puede ser más eficaz y eficiente que la formación informal.
    Saludos

  4. Hola Ginés:

    Para mí es un honor que una persona de tu experiencia y visión en formación lea y comente en el blog.

    Como bien dices entre el blanco y el negro hay muchos grises; pero lo que quiero resaltar es que en los procesos de formación formal (en teoría más planificados, estructurados, dirigidos y con profesionales ayudándonos) deberían aprender mucho de los procesos de formación informal (sin planificar, sin profesionales de la formación, no estructurados, caóticos, imprevisibles, espontáneos,…).

    Por ejemplo en la formación informal un fracaso nos hace aprender, ya que al tratar de enfrentarnos a la solución de un problema hemos aprendido mucho y el fracaso nos guía en como realizar la nueva búsqueda de la solución.

    En el proceso de formación formal un fracaso (suspenso) no nos sirve para aprender, sino para repetir el mismo proceso de formación (que ya fracasamos); es como si cada vez que en la vida real cometo un error, vuelvo a realizar los mismos pasos una y otra vez. Como diría Bart Simpson ¡Pero para que me vuelven a contar lo mismo, si ya suspendí!

    Evidentemente hay metodologías como el de Kolb que integran ambos métodos y muchos profesores-francotiradores (entre los que te encuentras tu) que incorporan procesos de formación informal a la formal (y al revés). Sin embargo no es lo habitual ni entre el profesorado, ni mucho menos entre los gestores.

    Un abrazo

  5. Petra Alarcon Ruiz |Responder

    Los comentarios que haceis sobre la educación formal, informal y no formal me han servido para aclarar los conceptos que estoy estudiando, soy profesora y además estoy estudiando, y estoy de acuerdo con vosotros que no están claras las barrares entre unas y otras. Hoy precisamente he visto la película de “Hoy empieza todo” y desde mi punto de vista sirven bastante para aclarar estos conceptos.
    Un saludo

  6. Hola Petra:

    Bienvenida al Blog. El objetivo del mismo es, a la vez de invitar a reflexionar, poder aclarar conceptos.

    Como bien dices, si además se comentan los post y se establece un pequeño debate los conceptos son muchos mas claros y aprendemos todos.

    Salu2

  7. Hola Angel,
    Visité tu blog hace unos meses buscando una innovación educativa para el módulo de innovación que tenía en el primer semestre del master que estoy estudiando. Debo confesarte que me gustó más tu blog que encontré por iniciativa propia (ed. informal) que el módulo de innovación (ed. formal)que tuve. De hecho, también creo que aprendí más.
    Me parece que haces un excelente trabajo dando a conocer tanto innovaciones como metodologías de enseñanza que muchos profesores desconocemos.
    Me acabas de dar una buena idea de tema para la tesina sobre incorporar la “ed. informal” dentro de la educación formal. Necesitaría ubicar esta idea dentro de un marco teórico que le dé validez, lo que complicaría las cosas. De todas formas, voy a ahondar en la cuestión y te contaré…
    Saludos.

  8. seria mas importante la imformacion si contiene definiones y temas mas desarrallados etc,

  9. […] Formación Formal y Formación Informal. […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.987 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: