Innovación Docente

Innovación docenteInnovación docente se suele utilizar como sinónimo de innovación educativa; de hecho, muchos autores, instituciones y convocatorias de financiación lo usan indistintamente.

Quizás el ámbito estrella de aplicación de la innovación educativa es en el desarrollo de paradigmas basados en el aprendizaje y centrado en el alumno. Desde todos los ámbitos relacionados con la innovación educativa el mensaje que se transmite es:

  • Lo viejo: Paradigmas formativos basados en la docencia y centrados en el profesor.
  • Lo nuevo: Paradigmas formativos basados en el aprendizaje y centrados en el alumno.

Así pues, casi todos los que trabajamos, divulgamos o aplicamos innovación educativa solemos decir que aplicamos paradigmas basados en el aprendizaje y centrados en el alumno.

Pero lo cierto es que después de años “innovando”, yo todavía no he visto una sola asignatura académica que utilice paradigmas de formación basados en el aprendizaje y centrados en el alumno (lo cual no quiere decir que no las haya), y créanme que he visto muchas asignaturas donde se aplica innovación educativa. ¿Qué es lo que he visto?

Aplicación de la innovación educativa para mejorar paradigmas docentes. Los hacen más eficaces, por ejemplo mejorando la transmisión de conceptos (habitualmente realizados a través de clases magistrales), organizando y renovando los contenidos, nivelando la adquisición de conocimiento y utilizando nuevos métodos y herramientas para conocer más los niveles formativos de sus alumnos. Estas innovaciones no cambian un ápice el paradigma formativo, que sigue siendo basado en la docencia, pero realmente lo mejoran.

Aplicación de la innovación educativa para introducir elementos característicos de paradigmas basados en el aprendizaje en paradigmas docentes. Este tipo de innovación lo que hace es introducir dentro de paradigmas docentes recursos (metodologías y procedimientos) característicos de los paradigmas centrados en el aprendizaje. Este tipo de aplicación tampoco cambia el paradigma, pero introduce algunos elementos donde los alumnos pueden colaborar, participar más activamente en el proceso de aprendizaje, se reducen las clases magistrales que se cambian por otras actividades, etc. Es el tipo de innovación más utilizada, pero también el profesorado que la aplica suele creer que con esos cambios estéticos (o en los postres) ya está aplicando paradigmas basados en el aprendizaje, cuando lo que hace es avanzar hacia los paradigmas de aprendizaje pero sin salirse de los docentes.

El paradigma docente es el  que más se utiliza hoy en día en los procesos formativos; lleva siendo el más utilizado durante siglos y no es previsible que esta situación cambie de la noche a la mañana, sólo porque desde instancias internacionales nos recomienden utilizar otros tipos de paradigmas.

Antes de lanzarnos al ruedo y decir que estamos toreando toros de la ganadería de los “paradigmas del aprendizaje”, reflexionemos sobre  las razones por las que durante siglos llevamos utilizando paradigmas basados en el aprendizaje:

¿Es porque no se conocían los paradigmas basados en el aprendizaje? La razón no es esa, los paradigmas basados en aprendizaje se conocen desde los inicios de la formación, aunque no es hasta hace unos cien años cuando se da forma y estructura en teorías, paradigmas, metodologías y procesos.

¿Es porque los profesores no estaban motivados? Ahora, antes y en el futuro, la mayoría del profesorado se ha dedicado a esto de la formación por vocación, la mayoría del profesorado desea hacer bien su trabajo. Además, en la actualidad las políticas para el desarrollo profesional no favorecen precisamente la innovación docente; así pues la motivación y profesionalidad del profesorado tampoco ha sido el motivo.

¿Es porque antes no había ni infraestructura, ni medios, ni tecnología, ni internet ni buenos materiales? Es cierto que ahora hay más infraestructura, materiales y contenidos; pero también hay muchas más personas que estudian, más contenidos que enseñar y más tecnologías en todos los ámbitos. Por tanto, esta tampoco parece una razón (y si me apuran, mucho profesorado continúa utilizando los mismos medios e infraestructuras que se utilizaban décadas atrás)

¿Es porque antes ningún organismo internacional les recomendaba cambiar a paradigmas de aprendizaje? Realmente a esta pregunta no puedo responder, ya que desconozco si hace siglos había esas recomendaciones, pero lo cierto es que el que piense que el profesorado va a innovar, cambiar y reconvertir sus asignaturas sólo porque se lo recomienden, va listo.

¿Entonces?, ¿por qué no se ha cambiado antes a paradigmas basados en el aprendizaje? Pues por lo mismo que ahora, porque es muy costoso, porque en muchos tipos de asignaturas no se puede hacer, porque no sabemos hacerlo y porque los alumnos tampoco.

Lo que estamos haciendo va en la dirección correcta: mejorar lo que tenemos y avanzar hacia otro tipo de paradigmas; el problema es que pensamos que estamos haciendo otra cosa, eso es grave, ya que pensaríamos que estamos llegando a la meta cuando en realidad estamos iniciando el camino.

About these ads

4 comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con lo que dices pero francamente no sé quién se cree que está en la meta. Entre otras cosas, porque dudo mucho que exista, nunca se termina de cambiar. No me gusta pensar en una meta porque entonces me deprimiría pensando que siempre estaré en el vagón de cola. Por eso hay que ir mejorando (o intentándolo) paso a paso. Personalmente cuantos más pasos doy para intentar cambiar un poco mis clases tengo la sensación de que sé menos y me entran muchas mas dudas (como cuando se estudia algo). Por eso trato de aprender de mis errores y fijarme en los que van unos pasos por delante de mi (no demasiados porque me mareo :-P).

    1. Hola Marisa:
      Sobre la “meta que se mueve” tienes toda la razón (afortunadamente) la innovación hace que continuamente la meta avance, supongo que la cuestión es si alguna vez la llegamos a “pillar” o no.

      En el post, la meta la trataba de asociar a paradigmas basados en el aprendizaje; a esa meta si se puede llegar, y lo que quería es alertar de que algún profesor pensara que estaba aplicando paradigmas basados en aprendizaje, cuando lo que hace es aplicar paradigmas docentes “mejorados”.

      Pues nada, para otra vez trataré de explicarme mejor.

      Ángel

      Por cierto, dentro de un par de semanas pasaré por Zaragoza, espero veros y comprar “frutas de Aragón” :)

  2. Angel, no es que no te expliques bien (que lo haces). Supongo que simplemente algunos hacemos las lecturas desde nuestros propios “temores”,aunque siempre en positivo ;-).

    Es bueno que alguien fiable nos haga pararnos a reflexionar sobre lo que “creemos” que estamos haciendo.

    Un saludo y te esperamos para ir de cervezas, de tapeo … lo que se tercie ;-).

    Marisa

  3. Hola a todos,

    Supongo que de lo que se trata de cambiar es el enfoque de la educacion. Entiendo lo que decis porque en una clase que tuvimos de investigacion siempre se hablaba de la enseñanza, pero nunca se hablo de aprendizaje.
    En lenguas extranjeras se habla en student-centered approach. Supongo que de eso se trata no?
    Gracias por tus reflexiones tan acertadas y provocadoras.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.795 seguidores

%d personas les gusta esto: