Publicaciones de la categoría: Qué es …

¿Qué es el “ph-learning”?

A principios de los años 70 existían dos modelos de uso del ordenador en la educación:

El ordenador como un medio de enseñanza. Se basaba en la utilización del ordenador como un profesor ayudante (el ordenador hacía una evaluación inicial del alumnado, le proponía actividades y en función del resultado de las mismas mostraba unos recursos u otros). La idea principal era trasladar la experiencia docente del profesorado a un ordenador y que este actuara de forma individual con cada alumno. De esta forma, el profesor podría garantizar, por ejemplo, que todos los alumnos tuviesen los conceptos previos.

El ordenador como una herramienta de enseñanza. Este modelo se basaba en el aprendizaje por descubrimiento y, en este caso, el ordenador actuaba como un simulador de algo real (por ejemplo una máquina o un laboratorio). Se permitía que el alumnado interactuará con el ordenador y que descubriera conceptos, la consecuencias de ciertas acciones e incluso el propio modelo de funcionamiento del sistema simulado.

Estos dos modelos tenían bases psicopedagógicas, se enmarcaban en paradigmas de aprendizaje concretos y, como no, contaban con defensores y detractores. Si en esa época hubiesen existido las redes sociales, el gran debate estaría en torno a estos dos modelos.

Los promotores de cada modelo decían que el tiempo les daría la razón. Sin embargo, había consenso en dos cosas: que el modelo educativo cambiaría con el ordenador y que esto ocurriría cuando todos los centros educativos tuviesen ordenadores.

Supongo que si a esas personas les hubiesen dicho que 44 años después todos los centros educativos tendrían ordenadores y que los hogares también, que los alumnos llevarían (de forma permanente, incluso para dormir) dispositivos móviles como si fuesen un apéndice y que, además, dispositivos móviles y ordenadores estrían conectados, pensarían que el modelo educativo iba a cambiar considerablemente.

Pero… ¿realmente ha cambiado?

Pienso que sí. Aunque no se ha impuesto ninguno de los dos modelos, en su lugar se ha impuesto un nuevo modelo el “ph-learning” (o photocopoy learning) .

Dicho modelo se basa en utilizar los ordenadores, los dispositivos móviles y las redes como si fuese una fotocopiadora. El profesorado deja, en un sistema LMS, material para descargar (antes se dejaban los originales en la oficina de la fotocopiadora), el alumno accede a ese material bien a través del ordenador de su casa (si hay que imprimirlo) y si es solo para verlo (por ejemplo un video) lo puede hacer a través de su dispositivo móvil. Otro profesorado, además, lo utiliza como tablón de anuncios para, de esa forma, avisar de posibles incidencias.

Ya sé que si usted es una persona de las que habitualmente lee el blog, no estará de acuerdo. También sé que usted ha realizado experiencias que no tienen nada que ver con el ph-learning.

Sin embargo, por favor, mire a su alrededor, haga una pequeña encuesta de cómo el profesorado de su centro utiliza el ordenador y hágase la pregunta ¿es “ph-learning”?

¿Qué es gamificación educativa?

games

La gamificación se basa en aplicar las dinámicas y principios de los juegos a diversas actividades de la vida cotidiana. La gamificación educativa trata de aplicar esos principios a la educación.

La idea general es que los juegos enganchan, son divertidos, entretienen y nuestros adolescentes pasan horas y horas jugando sin cansarse. Por eso quizás debemos utilizar sus dinámicas para aplicarlas a la educación y ver si así la hacemos más divertida, entretenida y, de paso, “enganchamos” a nuestro alumnado.

Hay varias líneas de trabajo que persiguen “gamificar” la educación y las tres principales son

Utilizar de forma controlada los juegos (el profesorado elige el juego y el momento) para que el alumnado adquiera las competencias y habilidades que se supone que aparecen en los mismos. Por ejemplo, tomar decisiones, preparar una estrategia, interactuar con distintos elementos, adquirir visión espacial, etc. Podemos encontrar experiencias donde el alumnado juega y después el profesorado trata de identificar sus destrezas y utilizarlas en un proceso formativo. Es muy habitual incluir juegos para que los alumnos puedan socializar mejor; por ejemplo, en muchas comunidades y redes sociales se incluye la posibilidad de que los usuarios tengan accesos a juegos online.

Utilizar los elementos característicos de los juegos. Los niveles, los puntos, las medallas, los objetos útiles acumulados, los marcadores o el interfaz. En este caso se trata de aprovechar la predisposición del alumnado a jugar para aumentar la motivación por el aprendizaje. En los años 90 se realizaron numerosos programas donde las pruebas de evaluación (formativa y sumativa) tenían una interfaz similar a juegos como el Trivial, la ruleta o sopa de letras. Actualmente los badges (insignias o medallas) se utilizan bastante en formación. El alumnado recibe los badges a medida que va superando ciertas actividades.

Re-diseñar un proceso de aprendizaje como si fuese un juego. Es la modalidad más complicada, el profesorado debe diseñar su asignatura, o parte de ella, como un juego. No basta con tener una interfaz con los mismos elementos de los juegos sino que ,además el alumno tiene que “jugar” y de esa forma adquirir conocimientos, habilidades y competencias. Actualmente se están diseñando plataformas que ayudan al profesorado a “gamificar” su asignatura.

Si alguien piensa que esto de la gamificación es algo nuevo, derivado principalmente de los videojuegos, está muy equivocado. Personalmente recuerdo que con 7 años, en mi colegio tenía un profesor que hacía una fila con el alumnado, la ordenaba por orden alfabético y comenzaba a preguntar al primero de la fila. Si sabía contestar a la pregunta pasaba al siguiente y le hacía otra pregunta. Si un alumno fallaba, pasaba al siguiente con la misma pregunta, así hasta que alguien contestaba de forma correcta. Cuando esto ocurría el alumno que había acertado la pregunta pasaba a ocupar el puesto de la primera persona que falló la pregunta, adelantando posiciones. Al final había una fila donde las primeras personas eran las que más acertaban y las últimas las que menos. Evidentemente, todos querían estar al principio de la fila.

También recuerdo que había un cuadro de honor (badges), donde se ponía el nombre de los alumnos más destacados. Es decir, hace 44 años, en mi colegio hacíamos “gamificación”, seguro que muchas personas también se acuerdan de otros juegos.

Las redes sociales como centro de “curación” de contenidos.

Creando un contenido. Fotografía by A. Fidalgo.

Creando un contenido. Fotografía by A. Fidalgo.

Un curator es una persona que comparte contenidos (suele hacer referencia a contenidos que considera útiles o relevantes). Los curator suelen tener medios propios para realizar esa labor como pueden ser los blogs, wikis o herramientas más especializadas como scoop.it

Las redes sociales pueden actuar (y de hecho lo hacen) como un medio para integrar contenidos que los miembros de la red comparten. Hay personas con una amplia trayectoria como curator que comparten los contenidos que previamente han dado a conocer en sus medios (por ejemplo un post que han escrito en un blog).

Para otras personas es su primera vez; se estrenan como curators. La red social es un medio excelente para iniciar esta labor ¿por qué?

Porque se sentirán acompañados por decenas de personas que, como ellas, realizan su primera curación de contenidos.

Porque verán que la curación de contenidos es útil; es decir, lo que una persona ha compartido llevaría mucho tiempo encontrarlo a otra e incluso puede no encontrarlo nunca.

Porque verán la utilidad de la cooperación. No solo compartir es cooperar, sino que puede comentar el contenido que otras persona han aportado, contribuyendo a mejorar el contenido.

Porque con su curación contribuye a un fin, construir algo útil a la sociedad.

Y sobre todo, porque estará en contacto con cientos de personas que comparten sus mismos intereses e inquietudes.

La curación de contenidos es la base que sustenta cualquier otro enfoque de la red social como por ejemplo, su transformación en comunidad de aprendizaje.

El gran problema de las redes sociales que tienen éxito (alto número de usuarios y contenidos compartidos) radica en encontrar la información. Evidentemente los buscadores y etiquetas  que incorporan las redes sociales facilita la búsqueda. Pero, incluso utilizando estas herramientas, tenemos que dedicar un tiempo y esfuerzo considerable a navegar por la red.

Para evitar el problema, un aspecto clave en las redes sociales diseñadas para ser “centros de curación” es seguir las normas que propone la propia red. Estas normas suelen referirse a: la temática del contenido, a su inclusión, a la categoría que se le asocia, a la forma de poner las etiquetas e incluso dan información sobre cómo utilizar la propia red.

Si desea comenzar a compartir contenidos son suficientes dos cosas: información en internet que le haya gustado y una red social donde comunicarlo al resto. Y si además incluye por qué le ha gustado, pues mucho mejor.

El impacto de la innovación educativa

impacto ie

Habitualmente la medición del impacto de la innovación e investigación se mide por las publicaciones científicas en revistas de impacto, patentes, productos software, proyectos, alianzas,…etc.

Estos indicadores comenzaron a utilizarse para comparar el nivel entre países; más tarde se comenzaron a utilizar para hacer ranking entre instituciones y hoy en día se utilizan como condiciones para la creación de departamentos, valorar al profesorado, etc.

Qué duda cabe, que si usted hace una innovación educativa y publica en una revista de impacto, la investigación que ha llevado a cabo genera patentes, productos, proyectos y alianzas. Se podría decir que usted ha realizado una excelente innovación educativa.

El problema es que, como ya se analizó en el post “los límites de la innovación educativa”, el profesorado hace innovación, sí, pero esa innovación está situada en una zona donde no es habitual realizar una investigación, generar productos, patentarlos, financiarla y generar alianzas para continuar mejorando la innovación. Por tanto la innovación educativa que solemos realizar el profesorado no se puede medir con los mismos indicadores de impacto que para la innovación que se hace con grandes presupuestos, de forma institucional e incluso con una investigación de alcance global.

¿Cuáles son los indicadores de impacto en la innovación educativa que suele hacer el profesorado?

Pues en la encuesta que, a través de un proyecto financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte realizamos a profesorado universitario con experiencia en innovación docente, y en la cual participaron más de 220 personas, los resultados fueron:

Los indicadores más considerados:

  • Participación activa del alumnado 88,24%Mejora de la motivación intrínseca del estudiante 87,33%
  • Eficacia respecto a los resultados de aprendizaje 81,90%
  • Adaptabilidad de los recursos a las necesidades formativas del alumnado 77,38%
  • Capacidad para comprobada de desarrollo de competencias transversales 74,66%
  • Eficiencia de la innovación (ratio esfuerzo/logro) 71,04%

Y los menos considerados:

  • Contribución a los objetivos institucionales 47,71%
  • La publicación de la experiencia en una revista de impacto 34,93%

Según estos datos se puede observar que el profesorado que innova le preocupa por un lado el alumnado y por otro la eficacia y eficiencia de los resultados. No le preocupa tanto que le den palmaditas de reconocimiento desde la institución, ni de alcanzar indicadores oficialmente establecidos.

Es evidente que los indicadores por los que el profesorado innova no coinciden con los indicadores sobre innovación. Al profesorado le importa el impacto en el alumnado, a la institución que valora los meritos del profesorado le importa otro impacto, el de las publicaciones, patentes y productos generados.

A lo largo del tiempo se han realizado múltiples reformas educativas, y todas ellas amplían la brecha entre los criterios por los que innova el profesorado y los criterios por los que las instituciones valoran al profesorado. Estoy deseando que llegue una reforma que reduzca la brecha, que tenga en cuenta los datos que arroja esta encuesta, que tenga en cuenta los indicadores que de verdad tienen impacto en el proceso de aprendizaje.

Características de la Innovación Educativa

innovacion

La innovación educativa es un concepto fácil de entender, tanto es así que nos lanzamos a innovar en nuestras asignaturas; es muy probable que seamos el sector que más innova; eso si, cada persona con su propia innovación, consiguiendo (según las publicaciones científicas) unos resultados espectaculares, sin embargo, a pesar de ser muy innovadores y de obtener buenos resultados no parece que haya cambios apreciables en el modelo educativo.

Dicho de otra forma, a nivel celular se innova, pero esas innovaciones no repercuten en el tejido en el que están incluidas todas las células.  Se podría entrar en un debate sobre la cantidad de células que innovan y las que no, y de esa forma tratar de explicar la razón por la que el  tejido es inmune a todas esas innovaciones.

Uno de los objetivos de este blog es ayudar a todas aquellas personas que realizan o van a realizar innovación educativa, una forma de hacerlo es conocer algún indicador que nos dé pistas sobre si lo que vamos a hacer (o estamos haciendo) se puede considerar innovación.

En una encuesta en la que han participado más de 220 profesores que realizan innovación educativa se les preguntó sobre las características que debería tener una innovación docente.

Los resultados fueron:

  1. El 85% respondió que debe perseguir la eficacia en los resultados del aprendizaje.
  2. El 78% que debe ser un cambio sostenible y transferible
  3. El 75% que debía ser un cambio intencionado y anticipatorio a necesidades y problemas y que se hace con propósito de mejora.
  4. El 67% que debe utilizar metodologías que aumenten la participación activa del alumnado.
  5. 59 % que requiere seguimiento y evaluación.

Los resultados son bastante curiosos y alentadores, entre todas las características, se puede construir una buena definición de innovación educativa ¿por qué? pues, porque en esa definición hay características propias de la innovación (aplicada a cualquier sector) y propias de la innovación educativa (que son exclusivas del nuestro).

La primera y cuarta características claramente definen sobre qué debe actuar la innovación educativa;  el mensaje es: da igual en qué innoves, pero que mejore la eficacia del aprendizaje y/o que sirva para que el alumnado sea  más participativo. En este caso, estas características son propias e identificativas del sector educativo.

El resto de características se refieren a la innovación; ésta debe ser  sostenible, trasferible, suponer un cambio anticipatorio a necesidades, planificado, con seguimiento y evaluación de los resultados.

Trabajar de forma conjunta con estas características es un buen planteamiento. Es cierto que la palabra “cambio” está relacionada con la innovación educativa, pero como hemos visto no es suficiente; además de ser un cambio debe cumplir otras características.

¿Qué motiva a nuestro profesorado para hacer innovación educativa?

motivación

Nube de palabras para “Motivación del profesorado”

¿Qué razones mueven al profesorado a realizar innovación educativa? Hace unos años la respuesta era clara: la vocación.

Sin embargo, ahora las actividades de innovación educativa son reconocidas para establecer complementos retributivos (escasos) e incluso para conceder pequeñas ayudas en modo de proyectos. Ahora hay profesorado que responderían: “por obligación”, tal y como me explicaba un colega.

En esto de la motivación ocurre lo mismo que con nuestro alumnado, los que están motivados participarán más en el asignatura y tendrán mejores resultados; los que están por obligación, trataran de participar menos en la asignatura y tendrán peores resultados. Por tanto es interesante conocer si el profesorado realiza innovación educativa por vocación o por obligación.

Hace unos meses realizamos un estudio donde participaron más de 220 profesores, todos ellos con experiencia en innovación educativa. Se les preguntó de dos formas diferentes por la motivación que les llevaba a realizar innovación educativa.

La primera forma fue mostrándoles un cuestionario cerrado donde se tenían  que ordenar varios ítems por orden de  prioridad.

El resultado fue:

  1. Captar el interés del alumno
  2. Sentimiento de responsabilidad y reto
  3. Actuar como agente de cambio
  4. Colaboración con otro profesorado
  5. Estar actualizado
  6. Reconocimiento oficial

 

En el primer punto (captar el interés del alumno), el 45% de los encuestados lo habían puesto en primer lugar, y el último punto (reconocimiento oficial) lo habían puesto el 57% de los encuestados en el último lugar; es decir el profesorado que está haciendo innovación educativa, lo hace claramente por vocación y, los resultados también nos dicen claramente que no lo hacen por obligación.

La segunda forma fue dejando una respuesta en abierto. Las palabras que más se repitieron fueron:

  • “Aprendizaje”
  • “Alumno”
  • “Mejorar”
  • “Docencia”

A tenor de estos datos podemos llegar a la conclusión de que el alumno y su aprendizaje es lo que más motiva al profesorado que hace innovación educativa y que lo que menos les motiva es el reconocimiento oficial que se hace de la innovación educativa (la verdad es que no me extraña…es tan poco)

Los datos no son malos, lo cierto es que en un contexto (el español) donde el fracaso escolar ronda el 30%, es un verdadero alivio conocer que los que hacen innovación educativa lo hacen para tratar de paliar ese fracaso escolar, o preocupándose por los alumnos (que viene a  ser lo mismo).

Me gusta que el espiritu vocacional no se ha perdido, al menos en la mayoría de los que hacemos innovación educativa :)

¿Qué es el aprendizaje ubicuo?

movil2

El aprendizaje ubicuo se suele definir como el que se produce en cualquier lugar y momento; la tecnología ubicua (informática cercana a la persona, por ejemplo, un móvil) potencia considerablemente este tipo de aprendizaje.

La formación ubicua integra el aprendizaje y la tecnología ubicua dentro de una estrategia formativa y uno de sus frutos más conocidos es el m-learning (utilización de dispositivos móviles para el aprendizaje).

Como ya es tradicional, cada vez que surge una nueva tecnología, lo primero que se suele hacer es traspasar los contenidos a un formato que pueda ser tratado por esa tecnología. Evidentemente, si los contenidos y actividades formativas son accesibles a través de tecnologías ubicuas y estas siempre nos acompañan, se facilita considerablemente el acceso a los recursos formativos. Cualquier persona puede acceder a ellos desde cualquier lugar y en cualquier momento, por ejemplo, mientras viaja en tren en lugar de hacerlo desde su habitación.

Sin embargo, me gustaría introducir una reflexión tanto del concepto como de sus posibilidades.

La ubicuidad se define más como la característica de estar en todo momento y lugar al mismo tiempo (don divino), y en las personas se asocia más a que están en continuo movimiento y todo lo quieren presenciar, por tanto me gusta más definir el aprendizaje ubicuo como el que ocurre en todo lugar y momento. El aprendizaje ubicuo es algo característico del ser humano, desde sus orígenes el ser humano aprende en todo lugar y en todo momento (lo que incluye en cualquier momento y lugar) evoluciona y se adapta gracias al aprendizaje.

Siguiendo con este argumento, el aprendizaje ubicuo sería el que se produce en todo lugar y momento; es decir, se produciría aprendizaje a partir del entorno. Para hacer esto tendríamos que conseguir relacionar la asignatura con el entorno que puede rodear a un alumno, y la tecnología ubicua nos serviría para que se produzca el aprendizaje. Por ejemplo, un lápiz se podría relacionar con el grafito (mineral que se utiliza para construir la mina) y la tecnología ubicua puede servir de medio para que se pueda aprender mineralogía a partir de un lápiz.

Esta visión del aprendizaje ubicuo, “en todo momento y lugar”, es más complicada que la visión “en cualquier momento y lugar”, pero creo que merece la pena intentarlo.

———————————————————————————————————–

Puede ver más conceptos sobre innovación educativa pulse en este enlace

———————————————————————————————————–

Conceptos sobre innovación educativa, formación y aprendizaje.

conceptos1

Conjunto de post que tratan de explicar de una forma sencilla y breve diversos conceptos relacionados con el aprendizaje y la innovación.

Qué es Flip Teaching, Flipped Classroom o Clase Inversa.

Flip Teaching, Flipped Classroom by A. Fidalgo

Flip Teaching, Flipped Classroom by A. Fidalgo

——- Actualizado Marzo 2014 ————

Podríamos decir que es el mundo al revés, en el aula se hace lo que se haría en casa y en casa lo del aula (por eso lo de clase inversa). Esto es,  el alumnado en casa asiste a una lección magistral sin el profesor y en clase hace los deberes con el profesor.

¿Cómo se asiste en casa a una lección magistral sin el profesor?

Fácil, el profesor graba la clase en video, se cuelga en internet (el video, no el profesor :)) y el alumno, en su casa cómodamente “sigue” la clase.

Esto tiene unas ventajas claras para el alumno, la clase se puede pausar, rebobinar, avanzar y además la tiene guardada, por si necesita recordar algunos conceptos; adiós a los apuntes dirían algunos.

Sin embargo… ¿se imaginan que todo el profesorado optara por hacer Flip Teaching?, pues habría que dedicarle 3 o 4 horas al día a ver videos de profesores; además se suma el peligro de que al estar en un contexto no académico hay más tentaciones y distracciones rondando.

¿Cómo se hacen los deberes en clase con el profesor?

Esto es un poco más difícil de conseguir, primero porque habría que definir qué se entiende por deberes y segundo porque en clases de 70 alumnos o más es muy difícil hacer algo de forma conjunta.

Evidentemente, por deberes se entiende que se debe trabajar con el material expuesto en el video, bien para aplicarlo, discutirlo, mejorarlo o realizar actividades complementarias. Asimismo, estas actividades o deberes  se deben realizar de forma cooperativa, bien a través de trabajo en equipo o cooperando de tal forma que el alumnado participe de forma activa y se produzca aprendizaje. En cualquier caso, el profesorado debe realizar tareas de orientación y asesoramiento.

Mi experiencia y reflexiones sobre el Flip Teaching

En formación presencial, y en las condiciones actuales, es difícil transformar un curso entero en esta modalidad; sin embargo es viable hacer determinadas partes de la asignatura siguiendo esta metodología. Mi experiencia es altamente positiva, llevo realizándolo desde el año 2004, en grupos de 40 alumnos y  con unos resultados excelentes. Actualmente lo estoy aplicando en grupos de casi 100 alumnos.

Respecto a la realización de los videos hay dos enfoques: el basado en un modelo profesional y el basado en un modelo casero o amateur.

El modelo profesional se basa en hacer una grabación en estudio, donde o bien el profesorado o bien el equipo técnico se desplaza. Este modelo requiere un apoyo técnico y para mí es un poco pesado de realizar, debido a todo el montaje, el miedo escénico, el tiempo dedicado y sobre todo que sales fuera de tu entorno. En mi universidad hay un gabinete (el GATE) que presta este servicio (excelente, por cierto)

El modelo amateur, se basa en realizarlo en tu entorno de trabajo (despacho, casa,….) se utilizan los medios habituales con los que trabajas: ordenador y webcam. Yo  utilizo un programa comercial que tiene mi universidad, no obstante hay software libre, concretamente el OpenMeetings, para hacer este tipo de grabaciones; el grupo GIDTIC lo está probando con buenos resultados.

Otra herramienta muy interesanet y fácil de usar es ScreenCast-O-matic la versión gratuita permite 15 minutos de grabación y puedes almacenarlo en tu disco duro o subirlo  a, por ejemplo, Youtube.

Les dejo dos enlaces; de presentaciones realizada bajo el modelo profesional (presentación final) y el amateur (con screencast), ustedes verán las diferencias.

¿Qué es el Aprendizaje Social – Social Learning?

Aprendizaje Social

¿Qué es?

Básicamente es el aprendizaje que se realiza por observación e imitación; evidentemente para que se produzca aprendizaje debe haber un modelo en el que fijarse y un contexto donde reproducir ese modelo. Por ejemplo, puedo ver un ejemplo de cómo construir un blog pero hasta que no trato de construir uno, no se va a producir el aprendizaje.

Si al tratar de reproducir el modelo por imitación de lo observado recibo ayuda de un experto, se aumentará tanto el ritmo como la calidad del aprendizaje. Lo mismo ocurre si en el proceso de imitación no lo hace solo; es decir, tiene un compañero con el que tratar de reproducir el modelo, aunque este compañero tenga menos conocimientos que usted, se producirá un aprendizaje de mayor calidad que si lo hace solo.

Este tipo de aprendizaje no es nada nuevo, en la edad media era el método más utilizado (el aprendiz se hacía maestro a través de la observación, imitación y exploración).

Pero esto también ocurre en nuestros días, si usted va a desempeñar un nuevo trabajo y tiene la suerte de caer en un grupo donde hay expertos, se producirá un aprendizaje mucho mayor que si va a trabajar a un sitio y todos saben lo que usted. Este tipo de aprendizaje suele ocurrir en la formación informal; es decir en la “vida real”.

Pero también ocurre en la “vida virtual” (que también es real); es decir en la web 2.0. en internet, hay mucho conocimiento que observar e imitar, y si es posible,  cooperar para reproducirlo. Se dice que el aprendizaje que se da en la web 2.0 (la web social) es aprendizaje social.

¿Tiene algo que ver el  aprendizaje social con internet?

Es la principal teoría de aprendizaje que se aplica en la web social, si aprende a través de internet de forma informal (no lo hace a través de un curso on-line) entonces usted aprenderá a través del aprendizaje social.

Herramientas web 2.0 (redes  sociales, wikis, blogs,…..). Se supone que son el medio por el que se pude incorporar el conocimiento a imitar y el medio por el que se llega a ese conocimiento. Evidentemente, como ocurre en internet,  el principal problema es identificar el conocimiento a imitar.

Cooperación.  La cooperación es necesaria para varios aspectos: producir el conocimiento a imitar, identificarlo, reproducir el ejemplo, validar la eficacia del conocimiento imitado, …

Herramientas de comunicación (video conferencia, chats, mensajes, comunidades, …). Necesarios para establecer la comunicación en los procesos de cooperación.

¿Hay alguna base psico-pedagógica que sustente el aprendizaje social?

Albert Bandura. Formula la teoría del aprendizaje por observación a partir de las fases de atención (debe llamar la atención), retención (debe poderse representar mentalmente), reproducción (llevar a la práctica) y reforzamiento (motivación a través de la eficacia). Estas fases nos indican el proceso del aprendizaje social. Bandura realizó la experimentación en el aprendizaje de niños por observación, pero las fases se pueden aplicar igualmente al aprendizaje social en la web 2.0.

Lev Vygotsky. Formula la idea de que el conocimiento se construye por medio de operaciones y habilidades cognoscitivas, que se inducen a través de la interacción social. El plano social transmite conocimiento al plano individual. Evidentemente, el plano social de Vygotsky se puede trasladar a la red social; por tanto sus teorías se pueden aplicar al aprendizaje social.

George Siemens con su teoría del conectivismo, que entre otras cosas dice que el aprendizaje es el proceso de conectar nodos o fuentes de información. Esta teoría no necesita trasladarse a la web 2.0, ya que se plantea sobre la propia red social.

Y todo esto… ¿Qué tiene que ver con la innovación educativa?

El aprendizaje social es clave para entender, modelizar, aplicar y gestionar el aprendizaje de los individuos a través de los recursos de la red social (y principalmente los que están en abierto).

El aprendizaje social a través de la red se puede combinar con procesos de aprendizaje formal (tanto en presencial como on-line), lo cual mejoraría el rendimiento del mismo.

El aprendizaje formal debe contribuir a potenciar el aprendizaje social, por ejemplo, a través del producto servicio. Actualmente, mucho profesorado que es blogger o curator lo hacen; también a través del aprendizaje servicio

Me decía un amigo que el buen Whisky gana con el blended; pues el aprendizaje es lo mismo, cuanto más tipos de aprendizaje integremos, mejor será el producto obtenido.

———————————————————————————————————–

Puede ver más conceptos sobre innovación educativa pulse en este enlace

———————————————————————————————————–

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.603 seguidores