Las TIC en el aula: Más allá de los cambios estéticos.

Fuente flckrccEste es el título del panel de expertos que tendrá lugar el próximo 10 de mayo en el marco del II Congreso APRENDIZAJE Y TECNOLOGÍA EN EL AULA.

 Estoy invitado a participar en dicho panel y confieso que la temática me atrae. Hay varios tipos de tecnologías que se pueden utilizar en el aula; para distinguirlas me gustaría realizar la siguiente clasificación: las que se pueden comprar con dinero y las que no es suficiente el dinero para tenerlas.

Tecnologías que se pueden comprar con dinero.

  • Son las que todos los políticos prometen (y más por esas fechas): un ordenador por aula, acceso Wifi a internet, proyectores y en algunas ocasiones hasta pizarras electrónicas (ahora que están baratas). Toda esta logística se suele completar con formación, por supuesto técnica, sobre cómo usar el ordenador, cómo acceder a Internet y cómo usar la pizarra. Bien, pues estos son precisamente los cambios estéticos.
  • Llevo bastante tiempo en esto de las TIC en las aulas y recuerdo perfectamente el asombro que causó la primera vez que se introdujo una presentación por ordenador, la primera vez que nos conectamos a internet y la primera vez que utilizamos una pizarra electrónica. Los distintos gobiernos se han gastado mucho dinero en comprar tecnologías, que en su momento fueron cambios estéticos y ahora no son más que chatarra inútil.
  • Sé que toda esta tecnología es necesaria, pero hay que complementarla con algo más que con formación técnica para que dejen de ser simple estética para convertirse en tecnologías útiles; y esto se consigue precisamente con lo que no se puede comprar con dinero.

Tecnologías que no se pueden comprar con dinero (ejemplos).

  • Hay muchas experiencias de cómo utilizar la pizarra electrónica en las aulas, el grupo DIM (uno de los organizadores del congreso) posiblemente sea la organización que más experiencia tenga sobre esta cuestión. La gran ventaja de la pizarra electrónica es que integra las características de una pizarra clásica con la interactividad de un ordenador; esa es precisamente la clave para sacar rendimiento a la citada tecnología. Supongo que en el congreso haya experiencias que nos muestren cómo integrar esas características y nos puedan servir como referencia al resto del profesorado.
  • Hace tiempo escribí en el blog un post sobre utilización de las redes sociales orientadas al recursos como elemento innovación en las clases magistrales. Para crear estas redes tienen que existir recursos que podamos utilizar en el aula, personas dispuestas a compartirlos, y sistemas que sean apaces de facilitar su búsqueda y aplicación.

La receta final para que las TIC sean estéticas y útiles.

Sería parecido a una pizza, incluiría:

  1. La base sería una masa compuesta por: ordenador, pizarra digital, cañón de luz y acceso a Internet.
  2.  Nota importante. Se supone que el cocinero o cocinera conoce las técnicas básicas (cómo utilizar una sarten, romper un huevo, pelar patatas,…). En nuestro caso las técnicas básicas no son más que las habilidades básicas que todo el mundo debería tener en la sociedad del conocimiento (cómo usar internet, manejo básico del ordendador,…).
  3. Sobre la base añadir casos prácticos que se puedan tomar como referencias. Ojo con este ingrediente, ya que hay casos prácticos que ni son eficaces ni son aplicables en el aula (simplemente son “publicables”). Mi recomendación es que sea un cocinero experto el que suministre estos casos, o al menos pruébelos antes de  utilizarlos.
  4. Cuando saque la pizza del horno, añada una red social de recursos relacioandos con la materia que imparte cada profesor y personas que lo utilizan.

Una pizza, rica, rica.




Categorías:eventos, Tecnología Educativa

13 respuestas

  1. Creo que no dejan de ser elementos meramente estéticos, presentaciones bonitas, que el profesor busque y te recomiende sitios donde buscar información y te los enseñe… Si no lo hace el propio alumno simplemente es un poco más entretenido, pero sin toquetear es aburrido. Y lo de usarlo para después de la clase magistral, es una buena idea, como las bibliografías, pero la mayoría de los alumnos no las usamos, somos vagos.

    Por otra parte, hablando de las clases que me dan, es interesante ver como se puede programar en vivo, ver algún ejemplo de protocolos en vivo y en directo o con programas que lo analizen, cosas matemáticas con Matlab. Pero en las pocas clases que han hecho esto con el ordenador y proyector que hay, pues al final te sabe a poco, o se pierde el tiempo en cosas muy tontas como enchufar, desenchufar, abrir, teclear. Y como decía más arriba, al final lo hace el profesor, no lo hace el alumno, es un poco más entretenido que una charla, pero si el profesor no es capaz de hablar y hacer lo del ordenador a la vez desespera un poco.

    Me gusta

  2. Ya veo que has mantenido el blog, enhorabuena.

    Respecto al primer párrafo, algunos alumnos seran “vagos” pero otros lo que hacen es optimizar el tiempo, si sirve para aprobar se utiliza, en caso contrario sólo se usa si se está interesado en la asignatura.

    Las TIC en la clase magistral tienen el objetivo de hacerla más amena y que el alumno adquiera mejor los conocimientos; no obstante se trata de quitar clases magistrales y poner clases donde el alumno sea el que construye; parece que los créditos ECTS es lo que quieren.

    Lo bueno de las asignaturas a distancia es que se minimizan las clases magistrales y se maximiza las actividades para que los alumnos construyan “el conocimiento”.

    Salu2

    Me gusta

  3. El primer párrafo lo decía poniéndome en el lugar del profesor, porque no sólo es preparar la clase y las transparencias, sino buscar sitios o montar wikis, foros u otras redes. Si después de ese esfuerzo los alumnos no responden, seguramente considerará que está trabajando de más.

    Respecto al blog, por ahí anda aunque muy desperdigado y a una frecuencia bastante pobre, sin estar muy definido.

    Un saludo.

    Me gusta

  4. Pues has dado con la clave, o al menos es lo que dicen los profesores, trabajo mucho para que después no se utilice. Esto es cierto si no cambias el modelo; me explico, si para aprobar tienes que hacer el examen final y no cambia la forma de evaluar, es lógico que no se utililice; pero si lo tienens en cuenta para evaluar si que se utiliza.

    Me gusta

  5. Si se le da un valor, como las entregas de problemas, los trabajos, los proyectos, los foros, etc. Claro que entonces participan, porque si no participan, no aprueban.

    Me gusta

  6. La verdad es que parece que no tiene fin los puntos de vista; no lo enfoques como aprobar o no aprobar sino en valorar el trabajo realizado, se invierte en el trabajo; el alumno tiene que saber que si trabaja aprueba y no que se la juega a una carta un día determinado; esto es lo que yo he tratado de hacer en la asginatura.

    De todas formas con el modelo actual, tienes razón en tu comentario.

    Me gusta

  7. Si yo pienso que valorar los trabajos es bueno, además se te fijan mucho más los conocimientos, no es aprender todo para el día del examen y vomitarlo; cosa que, por otra parte, no se da mucho en las carreras técnicas. Sin embargo, dada la carga lectiva que tenemos, si todas las asignaturas fueran iguales no tendríamos tiempo para nada. Yo he sufrido cuatrimestres con asignaturas con evaluación continua, trabajos en otras y prácticas de laboratorio (pequeños proyectos) y es un estrés tremendo, ya que en ingenierías hablamos de unas 12 asignaturas por curso, o unas 6 por cuatrimestre (más optativas y libre elección).

    De todas maneras, es un tema muy complejo.

    Me gusta

  8. ME PARECE QUE LOS SON GRANDES HERRAMIENTAS PARA EL DOCENTE EN LO QUE TIENE QUE VER EL PROCESO DE ENSENANZA APRENDIZAJE YA QUE FACILITA LA INVESTIGACIÓN, SIEMPRE Y CUANDO NO SE NOS PASE POR ALTO LA LECTURA COMO BASE DE NUESTRO ENRIQUECIMIENTO PERSONAL .

    Me gusta

  9. noO enContRhHe naDa de lo qee busSQoo..!

    Me gusta

  10. pienso que la incursion en este aspecto desde las aulas ha dinamizado la interaccion entre el docente y el supuesto aprehendiente, lo de supuesto porque el tambien trae una carga de conocimientos mas aun cuando se trata de las nuevas tecnologias que en la mayoria e casos son mejor asimiladas por los jovenes cuan se disponen para lograrlo.n podemos olvidar que para un porcentaje muy significativo este es un juego.

    Me gusta

    • Hola Jesús:

      Efectivamente, el alumno trae un conocimiento de las tecnologías más elevado que el profesor; sin embargo no se trata de saber manejar la tecnología sino de aplicarla para reforzar o cambiar la metodología didáctica y de esto los profesores suelen saber más que los alumnos.
      Aunque desgraciadamente, una gran parte del profesorado piensa que con saber manejar la tecnología es suficiente.

      Salu2

      Me gusta

  11. Los conceptos calidad, competencias e innovación provienen del ambito mercantil y lo más importante es que no estan fundamentados epistemologicamente, es decir no estan clarificadas, constituyen un recurso para devaluar el proceso enseñar-aprender, los participantes activos (docente-estudiante) y la educación pública.
    En la globalización el docente es proletarizado, desde la ambivalencia y la ambiguedad.
    El proceso enseñar-aprender esta secuestrado por la ocde, que ha construido un muro de contrainformación, invadiendo la esfera de la unesco.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: