Asistencia a clase

El proceso de enseñar requiere un emisor de conocimiento (habitualmente el profesorado), un medio por el que trasmitirlo y unos receptores (habitualmente el alumnado). Las tecnologías pueden servir para hacer más fácil la transmisión y recepción del mensaje, también pueden ayudar a renovar las metodologías docentes. Es lógico suponer que centremos nuestros esfuerzos en innovar a través de nuevos medios de apoyo.

Dicen los mas viejos del lugar que a pesar de la popularidad de la innovación educativa, la formación no ha variado mucho: el profesorado, una pizarra y el alumnado, pero… ¡CIELOS!, ¡ÑO! (como diría un buen amigo Canario), ¿pero …? ¿Dónde están los alumnos? 120 Matriculados, 36 asisten a clase.

Bueno, podemos salir a buscarlos, ¡pero dónde estarán!, ¿en el bar?, ¿en la biblioteca?, ¿en casa?, ¿en otra clase?, ¿estudiando?, ¿haciendo deporte?.

Mejor no salgo a buscarlos; me centraré en qué hacer para que vayan a las clases. Puedo darles regalos por asistir (por ejemplo se le sube la nota 1 punto), también puedo emplear medidas drásticas (el que no asista a clase con regularidad suspende, o hace un examen super-difícil). Ni una medida ni otra funciona, así me lo confirma Alfredo (un colega del Departamento, buen profesor y preocupado por estos temas) ni una cosa ni otra parece que consiga que los alumnos asistan a clase. Uno se puede alegrar de esta situación, ya que demostraría que a los alumnos ni les podemos engatusar con regalos y ni doblegar con amenazas. Aunque también podría que simplemente pasaran de ir, o que los regalos o amenazas no son suficiente motivación para ir.

Creo que la pregunta clave que nos debemos hacer es ¿por qué no van los alumnos a clase?

¿Interés por la asignatura? En todas nuestras aulas siempre hay algún alumno que se siente tremendamente interesado por la asignatura, nos pregunta, atiende, sabe muchas cosas, quiere hacer trabajos. Podríamos ver que virus le ha afectado e incorporarlo al resto de los alumnos, aunque pensándolo bien tampoco sería buena idea, si todo el alumnado estuviera así de motivado no nos dejarían vivir.

¿Capacidad de motivar del profesorado? No está de más que consiga motivar, siempre es más soportable un buen orador que uno malo, tampoco que se utilicen recursos multimedia o cualquier otra novedad que pueda llamar la atención al alumnado. Recuerdo que cuando comenzamos la aplicación del ordenador a la formación se hablaba de la capacidad motivadora de tener en sus manos nueva tecnología. El problema es que actualmente el alumnado maneja y utiliza habitualmente más nuevas metodologías que el profesorado.

¿Lotería y azar? A menudo se dicen frases como “tienes suerte tu asignatura es muy aplicada”, o “es que tus alumnos son de último curso y lo que quieren es acabar la carrera”; es decir, muchas veces se achaca la asistencia o no asistencia a la asignatura. Por propia experiencia sé que no es así, aunque hay asignaturas con más mala fama que otras.

¿Eficacia? He comentado en varias ocasiones que los alumnos lo que quieren es primero aprobar la asignatura y después ver que la asignatura es aplicable en el “mundo real”. Me esfuerzo mucho en demostrar al alumnado que mis asignaturas tienen aplicación en el mundo real, aunque a veces me conformo con crearles una “duda razonable” sobre la posibilidad de aplicar la asignatura en el “mundo real”. La eficacia significa el esfuerzo que hay que emplear para aprobar la asignatura:

  • Si una persona que no asiste a clase puede aprobar la asignatura, pues entonces no irá.
  • Si el esfuerzo relativo para aprobar una asignatura es mayor asistiendo a clase que no asistiendo, pues entonces no irá.
  • Si las estadísticas de aprobados de esa asignatura son muy bajas, pues tenderá a centrarse en asignaturas donde la estadística sea más alta, ya sacarán las difíciles al final de la carrera. Que por cierto, esto hace que el número de matriculados siempre sea al alza, con lo cual los porcentajes de aprobado serán menores.

La innovación educativa también tiene una gran culpa no por acción sino por omisión, me explico, en muchas asignaturas la innovación se deja para los postres, los platos principales continúan siendo los de toda la vida, por tanto, no varía mucho la asignatura en cuanto a actividades formativas relacionadas directamente con el “aprobado”.

Si la innovación educativa se emplea para cambiar el proceso formativo (en paradigmas centrados en el aprendizaje) pero en los platos principales, entonces no nos quedaría más remedio que variar los métodos de evaluación y de implicación del profesorado con los alumnos.

Si a pesar de innovar, los métodos con más peso de evaluación son los mismos, los principales procesos de formación continúan siendo centrados en el profesor, los roles del profesorado son los mismos, entonces el índice de aprobados y esfuerzo para aprobar la asignatura continuarán siendo los mismos.

Con esto no quiero decir que hay que levantar la mano y aprobar más, hay que mantener los niveles exigibles, pero cambiar el método y ¿donde sería más urgente cambiar los métodos? Un médico es más necesario para una persona enferma que para una sana.

Sana, sanita, culito de rana, si no sanas hoy, sanarás mañana (eso espero), ¡ah! se me olvidaba, un beso.



      Categorías:Educación

      12 respuestas

      1. Hola, hace tiempo que sigo los posts… pero nunca había intervenido
        Estoy muy de acuerdo con el valor que da el alumno a la eficacia.
        Creo que los alumnos no quieren perder el tiempo. ¿les hacemos perderlo en las clases?
        Esta es la cuestion a plantearse.
        Si un alumno llega, se sienta, y a los cinco, diez, veinte minutos desconecta: esta perdiendo el tiempo.
        Si cuando ha terminado la case no tiene dos o tres ideas muy claras en su cabeza y no es capaz de retenerlas para la siguiente clase o práctica,la clase ha sido para él una perdida de tiempo.
        Tal vez, mejor dicho seguro, que un mismo profesor hace diez o veinte años lograba mayor eficacia que hoy. ¿que ha cambiado? pues está claro que son los alumnos que necesitan nuevas formas , distintos ritmos de transmision de mensajes.
        Nada es mejor ni peor.Las exigencias del entorno de comunicacion han cambiado mucho y contra esto no se puede luchar.
        Es mucho mejor explorar nuevos caminos, aunque esto es mas trabajoso. Es la hora de los profesores vocacionales.

        Me gusta

      2. Hola Isabel, gracias por dar el paso y comentar (como dice un buen amigo, el siguiente es tener un blog).

        Introduces un concepto interesante en tu comentario. Por un lado el profesorado es el mismo por largos periodos de tiempo y aunque se esfuerce en cambiar, continúa siendo el mismo. Sin embargo los alumnos son distintos, otra cultura, otro contexto y otra visión sobre el concepto de formación.

        Que duda cabe que la vocación puede actuar como una droga que nos de ánimos para explorar esos caminos. El otro aspecto que puede ayudar es el de la cooperación.

        Gracias por el comentario

        Me gusta

      3. En mi caso la univ. está mal comunicada y en tierra de nadie… no vienen a clase pero m siguen con Moodle, una sesión de material de 40 minutos y un test… Eso sí, se echa d menos el calor humano y hay aspectos sociales y transversales de la asignatura que no puedo enseñar así. Este año he motivado la asistencia con Edublogs, cuyos posts se hacían mejor en el laboratorio ya que allí estaba un servidor para ayudar, y parece q ha funcionado.

        Me gusta

      4. Hola Marco:

        Pues está bien; la idea es que en clase hagan cosas que en casa no puede; y en esas cosas el profesor coopera.

        El problema parece que es más notable en las clases “teóricas”

        Salu2

        Ángel

        Me gusta

      5. Eficacia, eso es lo que busca el alumno. No puede ser que se pasen horas y horas de una carrera copiando apuntes, al final el profesor por pura inercia acaba dictando. Por no hablar de fórmulas en la pizarra que se copian mal y demás desastres.

        También he visto colocar un problema ya resuelto en una transparencia y que no había quien lo siguiera… en fin no sé si innovación educativa, al menos conseguir que si voy una hora a clase me ahorre una de estudio… si el balance sale en contra no voy, está claro.

        En algunos casos, con asignaturas elegidas por el alumno y con poca gente en clase y profesores que trabajan en ello hemos tenidos clases magníficas, lo que no sé si este modelo se puede aplicar a todo. Otro tema a mirar es si se pueden hacer grupos más pequeños, ratios profesor-alumno…

        Y bueno el regalo si vas, o castigo si no vas es algo muuuyyyy extendido que sólo demuestra la falta de convocatoria “natural” por parte del profesor y en muchos casos la dejadez por desesperación o incluso malos comentarios del alumno. Porque esa es otra la cantidad de veces que te dicen “esa asignatura es imposible” y luego no es verdad, pero en muchos casos te desmotivan de tal manera que ya ni intentas ir a clase.

        Me gusta

      6. Holá Angel, soy profesora de postgrado en Brasil – Sao Paulo. Sin embargo tengo los mismos problemas que usted . El eje de mis aulas son la innovación, Educación y la tecnologia. Mis alumnos son profesores muchos de ellos de la escuela publica y quedo abismada cuando veo que no conocen NADA de las nuevas tecnologias. Las escuelas no forman los profesores para una metodologia que se sirva de la potencialidad pedagogica de los nuevos medios. Hasta cuando, estaremos lejos del mundo actual?
        Abrazo
        Dolores

        Me gusta

      7. Hola Dolores, es verdad que hay poco conocimiento sobre innovación en general; y cuando hay algo es sobre tecnología; el problema es que creo que se centran en la tecnología y no en la forma de utilizar la tecnología para mejorar la metodología.

        Llevamos tiempo viendo la posibilidad de unir esfuerzos entre personas que en plan “llanero solitario” hemos realizado alguna innovación para poder divulgar nuestros trabajos.

        Un abrazo

        Me gusta

      8. Hola, quería decir que me parece muy interesante tu blog y que ocmparto esta idea de que se centran demasiado en la tecnología y no en el uso de ésta para una mejora metodológica. Quería comentarte también, por si no lo sabes, que en enero habrá un simposio de innovación educativa (http://www.inned1.com/) que igual te interesa.

        Ingrid

        Me gusta

      9. Buenos días,
        Quisiera saber algunas de las referencias bibliográficas exactas de Angel Fidalgo con la finalidad de citarle en una tesis doctoral. Si no dispongo de datos suficientes no se considera científico citar a los autores: un blog no tiene ISBN.
        Ruego la máxima celeridad en respuesta positiva/negativa. Gracias anticipadas.

        Me gusta

      10. Hola Marta:

        Muchas gracias por el interés en citarme en tu tesis. Desde hace ya varios años únciamente publico en abierto, bien a través del blog o bien en algunas presentaciones y ponencias; por tanto no hay ISBN.

        Salu2 y gracias de nuevo

        Me gusta

      11. Hola. Todos fuimos alumnos y pasamos por diversos cambios (maestros e infraestructura) y debe ser un esfuerzo constante por parte del alumno encontrar propósito es la clase. La tecnología abre una brecha entre alumno y profesor, y alumnos que manejan esa tecnología (o la manipulación del tema) y los que no. Así que el maestro se enfrenta al reto de atender a un menudo número de “pacientes” que tanto confían en asistir a clase y los que por diversas circunstancias deciden dejar de asistir. Al final la preparación del buen maestro se complementa con la preparación del buen alumno y esa mancuerna crea en ambiente propicio y agradable que hace que uno quiera asistir al salón de clase. Así que en conclusión el maestro debe cumplir su propósito agregando sabor y enseñanza a su clase y el alumno debe (sean las circunstancias propicias o no) esforzarse por entender lo que se enseña asistiendo al aula del saber.

        Me gusta

      Trackbacks

      1. ¿por qué no van los alumnos a clase? : elena moltó

      Responder

      Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

      Logo de WordPress.com

      Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

      Imagen de Twitter

      Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

      Foto de Facebook

      Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

      Google+ photo

      Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

      Conectando a %s

      A %d blogueros les gusta esto: