MAESTRO, AMIGO Y AHORA E-MÉRITO.

¡Parece que fue ayer!

Parece que fue ayer cuando comencé con esto de la innovación educativa y ya llevo 27 años.

Parece que fue ayer cuando comencé a trabajar en la universidad y ya llevo 25 años.

Parece que fue ayer cuando pensaba que tenía un gran ordenador y era un “zx spectrum”

Parece que fue ayer cuando conocía a una de esas personas que influyen en tu vida para siempre.

Pues sí, parece que fue ayer cuando conocí a una persona que me inició en la informática educativa, siendo desde entonces uno de mis referentes profesionales y personales.

Aprovechando esto de que escribir en un blog se hace desde un punto de vista personal, donde te muestras tal y como eres, donde “gritas” al mundo lo que sientes (aunque algun@s no se enteren), pues permítanme contarles una historia personal.

“Erase una vez, en un lejano país…” Bueno, la verdad es que el lugar no era muy lejano; se llama Barbastro, pero era la primera vez que lo oía. Pues resulta que en Barbastro era donde se celebraba el primer congreso de Enseñanza Asistida por Ordenador. Yo acababa de comenzar mi trabajo en la Escuela de Minas (DMAMI) y como me gustaba mucho eso de la informática educativa y mis “jefes” lo sabían, me financiaron la asistencia al congreso.

Como era mi primer congreso, “me tragué” todas las charlas desde la inauguración hasta las conclusiones. La verdad es que para mí fue algo “mágico”: muchas personas compartiendo una misma pasión y un buen ambiente entre los participantes. Salí bastante contento y con un montón de nuevos amigos presenciales (no virtuales como en FB).

Cuando volví al trabajo, Francisco Michavila (otro maestro y amigo) me preguntó por el congreso. Recuerdo perfectamente lo que le comenté: “Ha estado bien, pero lo que más me gustó fue una conferencia de un tal José Manuel Correas…”

A los pocos días, Michavila se presentó con unos billetes de tren (la verdad es que este es uno de esos “detalles” que nunca olvidas) y me dijo: “Te puedes ir una semana a la Universidad de Zaragoza, a trabajar con José Manuel Correas. He hablado con él y ya está todo arreglado”.

Yo no me lo podía creer: iba a trabajar una semana con la persona que más me había impactado en el congreso y a aprender de sus trabajos.

Fue una semana muy bien aprovechada; me trataron estupendamente. Yo era el aprendiz de aprendiz y José Manuel un gran maestro, tanto en el tema profesional como personal. De todo esto, hace 25 años. Aprendía del mejor grupo que había en esos momentos; creo que me dolían los ojos de tenerlos tan abiertos durante toda una semana.

Desde entonces, he mantenido relaciones continuas con la Universidad de Zaragoza y cada vez más intensas y motivadoras.

Acabo de estar en una cena en honor a José Manuel Correas, se jubila, pero afortunadamente se jubila como catedrático emérito. Por este motivo, aunque es una nueva etapa, no estoy triste porque va a seguir haciendo en la universidad lo que hizo conmigo (creo que es una enfermedad que tiene) y con mucha otra gente: enseñando, animando, motivando y lo más importante: sabe cómo hacer que confíes en ti mismo.

Gracias José Manuel ¡Parece que fue ayer!

José Manuel Correas

José Manuel Correas

José Manuel y Marisa (incansable organizadora del evento)

José Manuel y Marisa (incansable organizadora del evento)

participantes en la cena (buena compañía)

Participantes en la cena (buena compañía)

Anuncios


Categorías:eventos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: