Formación a distancia en formación presencial ¿predicar en el desierto?

Predicar en el desierto

Predicando en el desierto. Fotografía by A. Fidalgo

La formación a distancia mediada por tecnologías (más conocida como formación on-line), es cada vez más eficaz. Se implanta en todos los niveles académicos, hay ciclos formativos completos on-line (universidad, bachiller, secundaría, primaria, formación especializada….); cada vez más entidades, tanto públicas como privadas, imparten formación on-line a sus trabajadores y la gran mayoría de las convocatorias públicas que financian la formación exigen que, mayoritariamente, sea on-line. La titulación obtenida a través de toda esta formación es reconocida de igual forma que si fuese presencial.

Algunas universidades presenciales también están introduciendo titulaciones virtuales  y la mayoría de ellas, incluyendo mi Universidad, tienen asignaturas totalmente on-line (evaluación incluida). A un alumno de nuestra universidad se le reconocen de igual forma los créditos cursados en una asignatura on-line que en una presencial.

Que la tecnología aporta unas posibilidades cada vez más impactantes en el proceso de aprendizaje, nadie lo duda, pero siempre y cuando no se meta en un territorio que no es el suyo. Cuando se trata de incluir procesos de formación on-line en una asignatura presencial suele haber trabas, oposición, menosprecio y lo que es más grave: desconocimiento.

Trabas administrativas. Es difícil que el propio departamento o centro contabilice como horas docentes las que se van realizar on-line.

Oposición de los propios compañeros, normalmente consideran que no es conveniente para una asignatura presencial convertir partes de la misma de forma on-line ya que disminuiría la calidad.

Menosprecio, ya que se considera que no tiene el mismo valor una actividad presencial frente a esa misma actividad a distancia; es como si la formación a distancia solo resultase interesante cuando no se puede hacer la presencial.

Hay centros y departamentos donde no se ponen trabas a incluir procesos on-line en una asignatura (siempre que el profesorado responsable de la misma lo solicite) y otros en los que es prácticamente imposible que reconozcan la carga docente de la parte on-line

Pero lo que es habitual en la práctica totalidad de los departamentos es el desconocimiento de que un proceso on-line contribuye a alcanzar los objetivos de Bolonia (formación basada en paradigmas de aprendizaje), que consigue un ahorro de tiempo, esfuerzo y recursos sin que se disminuya la calidad de los resultados académicos y abre nuevas posibilidades para solucionar los problemas actuales de la enseñanza (que son muchos y graves)

La mayoría de nuestros compañeros tienden a ver en la formación on-line una forma de “escaqueo” (querer trabajar menos) del profesorado, ya que para muchos de ellos el proceso de formación on-line es grabar un video, dejarlo en un sistema  e-learning y ya está.

Decía Antonio Machado que todo lo que se ignora, se desprecia. En este caso es muy aplicable a la inclusión de procesos de formación on-line en formación presencial. El desconocimiento es el origen de las trabas, de la oposición y del menosprecio.

Como siempre (cada persona con sus posibilidades) debemos convertirnos en “evangelistas” de la inclusión de los procesos on-line en la formación presencial. Habrá personas que se fíen de nuestra palabra (principalmente las que buscan solucionar problemas) y a otras se lo tendremos que demostrar… ¡pues prediquemos, aunque sea en el desierto!



Categorías:Barreras Innovación

3 respuestas

  1. Para mi, el futuro está en la universidad online; pero pasando del MOOC al GOOC, podemos hacer un aprendizaje grupal (GOOC: groupal open online course) siguiendo la tendencia del joven actual y la teoría ZDP, de Vigotsky… (Busco Universidad….)

    Me gusta

  2. Hablando como estudiante que soy, me da la sensación que con la enseñanza on-line el estudiante no se implica tanto como con la enseñanza presencial.
    A parte, y lo digo por propia experiencia, el intercambio de apuntes/preguntas en los ejercicios y avaluaciones, es decir copiar, es mucho más fácil, así como el hecho de hacerlo en grupo (aunque tenga que ser individual) puede simplificar su resolución y hacer que el alumno no se esfuerce tanto porque “ya habrá alguien que lo sepa”.
    Aún así, considero que será una herramienta de aprendizaje útil en el futuro, pero sin aparcar del todo la formación presencial.

    Me gusta

  3. Todo es según te tomes las clases, siempre hay alumnos muy comprometidos que se intentan sacar el curso en el menor tiempo posible y otros que al no haber ese compromiso lo van dejando de lado, cada uno es como es

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: