El conocimiento: ¿conoce el profesorado su materia prima de trabajo?

conocimiento

Tanto el profesorado como el alumnado trabajan con conocimiento, es su materia prima de trabajo. Sabemos mucho de paradigmas de aprendizaje e incluso de innovación educativa. Pero ¿conocemos nuestra materia prima de trabajo?

El conocimiento, al igual que cualquier otro material, tiene unas características que lo definen. Si deseamos trabajar con conocimiento debemos conocer esas características. Mucho profesorado transmite información, pero no crea conocimiento. Para crearlo el primer paso consiste en conocer lo que diferencia el conocimiento de cualquier otro elemento, incluso de la información.

Las principales características del conocimiento son:

Sinergético. Significa que cuanto más conocimiento utilizamos más conocimiento tenemos (si el dinero fuese sinergético significaría que cuanto más gastamos más tenemos). Esto equivale a decir que:

Compartir conocimiento contribuye a mejorarlo

Utilizar conocimiento contribuye a que se genere más conocimiento

El conocimiento no se agota al transmitirlo.

Colaborar en su creación lo perfecciona.

Dinámico. El conocimiento evoluciona con el tiempo. Normalmente un conocimiento concreto suele completarse, ampliarse y modificarse. No se concibe el conocimiento como algo estático. Cuando se produce cambio en el conocimiento se dice que se “aprende”

Reestructurable. El aprendizaje suele cambiar la estructura del conocimiento. La famosa frase de “ahora lo entiendo” suele ser debido a un cambio en la estructura de conocimiento, más que a la adquisición de un nuevo conocimiento.

No está normalizado. No hay una forma concreta y única de representación del conocimiento. Tampoco conocemos mucho sobre la forma de representar internamente el conocimiento.

A tenor de lo que se ve en muchas aulas, el profesorado no está trabajando con conocimiento, está trabajando con información. Transmitimos información a nuestro alumnado y después pedimos que se la aprenda de memoria, o incluso algo peor, trasmitimos información y después pedimos que sepa aplicarla en contextos prácticos.

Favorecer el aprendizaje se basa en conocer primero qué es el conocimiento y después conseguir que el alumnado lo reestructure, lo use, lo comparta y, sobre todo, lo cree. Solo de esta forma trabajaremos con conocimiento, no con información.



Categorías:Uncategorized

5 respuestas

  1. Teorías del aprendizaje hay muchas. Lo triste es que en las escuelas y las Universidades seguimos sin producir en nuestros alumnos la inmensa felicidad que se alcanza en el hecho de aprender. Cuando se enciende esa pequeña luz que internamente le indica que entendió, que eso que parecía tan difícil ahora le parece fácil, ahí es cuando quiere seguir aprendiendo. Ahí tienen sentido todas las teorías: cuando el educando descubre que es capaz de encender la luz dentro de sí mismo. Gracias Angel por tus conocimientos y tu guía. Queremos más.

    Me gusta

Trackbacks

  1. El conocimiento: ¿conoce el profesorado ...
  2. El conocimiento: ¿conoce el profesorado ...
  3. Todo lo que has aprendido es inútil si no lo usas, y estéril si no lo compartes. – Innovación Educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: