¿Por qué no avanza la innovación educativa como lo hacen las innovaciones en otros contextos?

lavadora

Fotografía by A. Fidalgo

Las empresas suelen poner en el mercado productos y servicios más fáciles de manejar que los anteriores, más baratos y eficaces. Por ejemplo, cuando sale una nueva lavadora, ésta lava más blanco, consume menos agua y energía, tiene más programas, mayor capacidad, se adapta a distintos tipos de ropa y, además, todo lo hace más rápido y sencillo que la lavadora anterior. Si compramos esa nueva máquina, el trabajo de lavar la ropa se facilitará. Sin embargo, la empresa que ha desarrollado esa lavadora ha incorporado innovaciones, ha invertido grandes sumas de dinero, dedicado mucho tiempo y esfuerzo. Todo ello para conseguir un producto cuyo ratio coste/prestación resulte atractivo para los usuarios.

Lo mismo ocurre con la innovación educativa. Una cosa es desarrollar un nuevo producto o servicio y otra diferente aplicarla. Realizar una innovación que genere un producto o servicio exportable es costoso, hay que comprobar el impacto en el aprendizaje y, sobre todo, conseguir que al profesorado le merezca la pena utilizarlo; es decir, hay que conseguir un ratio coste/prestación que resulte atractivo para profesorado y alumnado.

Aplicar una innovación educativa debe facilitar (al profesorado y alumnado) la realización de los distintos procesos formativos y de aprendizaje, a la vez que se mejoran los resultados. Así mismo, aplicar innovaciones educativas también es innovar, ya que se puede hacer un seguimiento de la eficacia de esa innovación, contribuir a expandirla e incluso a mejorarla. Así pues, aplicar una innovación educativa debe ser sencillo, reducir el esfuerzo y conseguir mejorar las prestaciones de la formación – aprendizaje.

Sin embargo, en el mundo de la educación, la mayoría del profesorado se empeña en ser desarrollador y usuario a la vez. Cada profesor hace su propia innovación educativa, por él y para él. No suele hacer la innovación para generar un nuevo producto o servicio, sino para su consumo personal.

Es como si en cada casa desarrollásemos nuestra propia lavadora, sin compartir las innovaciones, ni los procesos novedosos, o los dispositivos creados. Evidentemente el coste que tendría cada casa en el proceso de innovación sería muy elevado y muy centrado en las necesidades concretas de cada hogar. Con este método, avanzar en el diseño y producción de nuevas lavadoras se convertiría en el desarrollo más caro, lento e ineficaz del mundo.

¿Piensan que exagero? Pues sí, tienen razón, exagero, ya que el símil no sería una lavadora en cada casa, sino una para cada miembro de una misma familia. Lo cierto es que suena un poco estúpido ¿cada miembro de la familia desarrollando su propia lavadora? Pues eso pasa en el mundo de la educación, cada profesor de un mismo centro desarrollando su propia innovación.

Alguien tendría que decir a esa familia, que se consiguen mejores resultados si se ponen en común las necesidades, se concentran esfuerzos, comparten desarrollos y sobre todo si piensan en otras familias que tienen necesidades similares a las suyas. Alguien debería decir a los centros, universidades y gobiernos que si desean que se mejore el mundo educativo, se debe gestionar de forma mucho más eficaz la innovación educativa.



Categorías:Barreras Innovación, innovación

25 respuestas

  1. GRACIAS POR EL ALCANCE HA SIDO UNA REFLEXION POSITIVA,REFERENTE A L AVANCE DE LA INNOVACION EDUCATIVA.

    Date: Tue, 29 Sep 2015 15:41:21 +0000 To: goyitoperezrojas@hotmail.com

    Me gusta

  2. ¡Excelente reflexión, amigo Ángel!
    Justamente me pasó en esta semana que, para inscribir a las y los participantes en los Cursos que dictamos en la escuela donde trabajo, realicé un libro en MS EXCEL que permita ingresar los participantes y, de esa base de datos primera, generar los movimientos que nos permita gestionar lo propio para clasificar, calcular, buscar, imprimir,… la información.
    Pues se dio el caso que algunas docentes (¡muy pocas, la verdad!) aún querían irse por el método de registro “en papel”, y gestionar la información “a mano”, “una-por-una”, “como siempre”, alegando que se “inventan cosas para justificar los cambios”. Bueno, el asunto es que “el camino es duro, muy duro, pero es el camino” (Algimiro Gabaldón)
    ¡Gracias por esos momentos e ideas, Angelito!

    Le gusta a 1 persona

  3. Mi opinión es que no avanza porque los profesores no nos atrevemos a dar el paso de innovar cada uno en la medida de nuestras posibilidades. A principios de curso, después de asistir a varias charlas de aplicaciones para infografía online en Sevilla, propuse en mi centro la utilización de la herramienta que mas me fascinó y más útil me pareció para ello, http://www.genial.ly. La propuesta fue rechazada debido al miedo de que los alumnos no se tomaran en serio estas charlas, sin embargo se me permitió utilizarla en mis clases de física. El resultado fue y es inmejorable. Los muchachos atienden y se motivan como nunca, hago presentaciones, planetarios, recreaciones y muchas cosas interactivas que hacen que aprendan y estén entretenidos todos los jueves (que es cuando nos permiten utilizar la sala de ordenadores), y me hace entender que en este tipo de aplicaciones reside el futuro de la educación, nuestro mundo necesita una adaptación urgente a las nuevas tecnologías y las nuevos modelos educativo-comunicativos. Aquí os dejo mi reflexión, enhorabuena por el artículo.

    PD: A día de hoy he conseguido ya que dos compañeros utilicen Genially y poco a poco estamos preparando una propuesta para que en el tercer trimestre se aplique a casi todas las aulas. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Es probable que en cada institución exista solo 1 o 2 docentes dispuestos a innovar, si éstos se unieran a los de unas 5 o más instituciones se haría un grupo de 10 docentes que junto a sus experiencias podrían generar verdaderas innovaciones y luego compartirlas con los que no innovan

    Me gusta

  5. Hooola! Creo que si se dejará a un lado el ego o el miedo a no ser el mejor docente, sería más fácil compartir y dejarnos guiar por las propuestas de otros. En mi caso propuse trabajar investigación a través de google docs de manera grupas (pero en equipos de cuatro, por estilos de aprendizaje) y la verdad, de los cinco docentes sólo yo fui el que lo llevo a cabo cubriendo el objetivo central, mientras que los demás se fueron por lo ya establecido únicamente porque para ellos era menos esfuerzo… en fin, sigamos caminando. Un abrazo!

    Me gusta

  6. Podemos llegar a ser de mentes cerradas, pero eso no implica que podamos llegar a generar grandes proyectos, ciertamente, y en ocasiones lo que vemos como un obstaculo son los recursos materiales o economicos que se puedan llegar a usar.

    Me gusta

  7. Efectivamente, cada uno de nosotros creamos nuestros propios recursos, sin ni siquiera compartirlos en las Comunidades Educativas, y en el mejor de los casos, cuando alguien ha hecho un buen trabajo y lo ha compartido lo utilizamos, pero falta mucho camino por andar en este aspecto, y un cambio de mentalidad en profesorado y Administraciones.

    Me gusta

    • Cierto- como bien dice Angel y comenta Elena 2la mayoría del profesorado se empeña en ser desarrollador y usuario a la vez. Cada profesor hace su propia innovación educativa, por él y para él. No suele hacer la innovación para generar un nuevo producto o servicio, sino para su consumo personal”- y ello es agotador…entonces, ¿cómo conseguir que los compañeros se unan a la innovación educativa? yo creo que todos los profesores innovamos de algun modo , quizá la palabra “innovar” asusta y se asocia a “más trabajo”- o quiza también habria que reclamar más apoyo a nivel institucional, reconociendo el esfuerzo hecho, faciltando herramientas… de momento me ha llevado a la reflexión y como ultimo apunte añadir que me siento abrumada por tantos recursos en la red, incapaz de asimilar o de pesar en actividades adaptadas a las asignaturas que imparto… ….

      Me gusta

  8. Muy cierto, de ahí que la mejor inversión es en generar espacios de intercambio entre los docentes innovadores. Recuerdo una empresa que le daba un bono a sus gerentes si lograban mejores resultados que los que habían planeado en sus metas anuales. Adicionalmente les daba otro bono por sistematizar su experiencia y que explicaran cómo habían logrado esos mejores resultados. Esto a su vez lo difundían a todo su personal, generando sinergía en todos los departamentos de la empresa.

    Me gusta

  9. hay que intentar abrir las mentes cerradas de aprendizaje

    Me gusta

  10. Totalmente de acuerdo. A veces no es fácil, precisamente por la falta de reconocimiento a la labor innovadora, encontrar a muchos docentes de un mismo centro dispuestos a innovar, para lo cual, al principio, hay que trabajar más y cambiar maneras, actitudes, metodologías, etc. Sin embargo, hay que intentarlo en todo lo que sea posible, aunando lo común y respetando lo diverso para poder formar grupos de trabajo que busquen realizar y aplicar innovaciones educativas. Igualmente y a pesar de los obstáculos, las nuevas tecnologías de la información y comunicación han permitido crear redes y conectar a gente físicamente lejana que se encuentran unidas por proyectos semejantes. Es importante maximizar esas posibilidades y trabajar en red, cooperando, aprovechando los esfuerzos y compartiendo avances.

    Me gusta

  11. Es una reflexión muy interesante, pero mientras las instituciones pidan a los docentes resultados a corto plazo, la innovación que queremos tener será muy complicada.

    Me gusta

  12. Vaya no tengo mucho que decir, hasta parece que ha estado de visita en mi institución. Mucho lo hemos comentado los profesores pero nadie ha decidido modificar la forma de trabajar, y seguimos trabajando sin avanzar. En las empresas dicen que para que la carreta avance los bueyes deben ir todos para el mismo rumbo, si cada uno toma un rumbo distinto la carreta avanza muy lentamente…………eso nos está pasando.

    Saludos.

    Me gusta

  13. “Realizar una innovación que genere un producto o servicio exportable es costoso, hay que comprobar el impacto en el aprendizaje y, sobre todo, conseguir que al profesorado le merezca la pena utilizarlo”
    Es natural que cueste convencer a los demás cuando el desarrollo de un proyecto innovador es realmente muy costoso, sólo al cabo de bastante tiempo se “amortiza” el trabajo realizado en los primeros momentos, se tiene que ir evaluando, modificando, descartando… normalmente lo hace un convencido porque cree que va a funcionar, pero, al menos en mi experiencia en la enseñanza no universitaria, un profesor que decide introducir en su aula una innovación tiene en frente (cuando no abiertamente en contra) no sólo a los alumnos y sus padres, también a los gestores del centro y a los compañeros menos atrevidos. Hay que estar muy seguro para mantener el esfuerzo y tener la suerte de que al menos te dejen intentarlo tú, querer además compartirlo es ciencia ficción. Pero alguien tiene que hacerlo, así que ahí seguimos en la brecha…

    Me gusta

  14. Hola al grupo,
    Como es sabido, los cambios en educación son los más lentos pero además entre el profesorado también existe un temor grande al fracaso, lo cual limita el potencial de los mismos profesores.
    A lo anterior, habría que añadir que muchas veces las mismas exigencias de la sociedad a la educación y en particular a los centros educativos, hace que las innovaciones que pueden dar resultado en un centro, sean guardadas con tanto celo que no es posible que toda la comunidad educativa se vea beneficiada por este impacto y que a la vez aporten para la mejora de esta innovación. La competencia, que es tan normal y nefasta en el mundo empresarial, también ha permeado a los centros educativos.

    Saludos
    Francisco Córdoba

    Me gusta

Trackbacks

  1. ¿Por qué no avanza la innovaci&oa...
  2. ¿Por qué no avanza la innovaci&oa...
  3. ¿Qué tres elementos le ayudarán a realizar innovación educativa? | Innovación Educativa
  4. ¿Qué tres elementos le ayudarán a realizar innovación educativa? | Noticias del macrocontexto
  5. ¿Por qué no avanza la innovaci&oa...
  6. ¿Por qué no avanza la innovaci&oa...
  7. ¿InNOvamos?
  8. Comentario en ¿Por qué no avanza ...
  9. La dimensión temporal de la innovación educativa. Los desastrosos resultados formativos si no se tiene en cuenta. – Innovación Educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: