Políticos hablando de política educativa ¿Sirve para algo?

Foto by A. Fidalgo. Imagen tomada de un grafiti. Autor desconocido.

Foto by A. Fidalgo. Imagen tomada de un grafiti. Autor desconocido.

Hace unos días asistí a un debate sobre un posible pacto sobre educación en el que participaron representantes parlamentarios de los distintos grupos políticos y el máximo responsable en educación del gobierno regional. No digo ni la región ni los partidos políticos, porque lo cierto es que lo que allí sucedió se podría exportar a cualquier región del mundo y a cualquier representante de partido político.

El partido gobernante explicó que han preparado un borrador fruto del diálogo con representantes de alumnado, profesorado, padres y madres, sindicatos, asociaciones, federaciones, expertos de distinto signo político y con todas aquellas personas que han querido participar (esto parece cierto).

Puntos en los que estuvieron de acuerdo los representantes de todos los partidos políticos:

  • Que la educación debe transformarse.
  • Que es necesario realizar un pacto.
  • Que sus votantes quieren que haya un pacto ya que la educación es algo importante.
  • Que hay diálogo entre los partidos políticos.
  • Que en el borrador se incluyen 93 propuestas.

Puntos en los que no estuvieron de acuerdo durante del debate:

  • Según el gobierno el documento borrador tiene 93 propuestas concretas, con un plan de actuación y un presupuesto asignado. El resto de partidos dicen que hay 93 propuestas muy generales, sin detalle, sin calendario de implantación y sin presupuesto. Incluso un representante político dijo que las propuestas están llenas de “verbos raros”.
  • En el proceso empleado para hacer la propuesta.
  • En que hay desigualdades formativas en la región.
  • En la forma de distribuir el presupuesto.
  • En el diagnóstico establecido antes de hacer la propuesta.
  • Incluso en las emociones, ya que unos eran optimistas, otros moderadamente optimistas y otros poco optimistas.

Por lo que parece, cuanto más ambicioso trate de ser el pacto, más difícil será llegar a un acuerdo.  Además, la ciudadanía no entendemos mucho cómo se puede estar de acuerdo en lo fundamental, en la necesidad e incluso en la urgencia, pero no estar de acuerdo en lo que parece más superficial, como el proceso y la formulación de los verbos.

Por ello, hago una propuesta que, creo, facilitaría llegar a un acuerdo. Se trata del MICROPACTO.

La idea es muy sencilla. El profesorado, el buen profesorado, ese que está todos los días en el aula, trabajando con el alumnado, sin importarle el tiempo, ni el dinero, ni incluso el reconocimiento. Bueno, pues ese profesorado hace una propuesta de cambio, una sola, que no conlleve un aumento del presupuesto ni reducción del número de alumnos por clase. Seguro que es una buena propuesta y que mejora la educación. Además, sería tan concreta que no habría ningún problema con el procedimiento, ni con la elección de los verbos ni tan siquiera con el presupuesto.

Una vez que se haya alcanzado un acuerdo, se iría a por el siguiente Micropacto. De forma similar al  “vamos partido a partido” (frase que hizo célebre un entrenador de fútbol)



Categorías:Barreras Innovación

3 respuestas

  1. yo diria padres mas estrictos y menos consentidores
    y mucho respeto a los buenos maestros.

    Me gusta

  2. Hola Angel: aqui en la Argentina, ni siquiera se baraja la posibilidad de un gran pacto entre los sectores mas involucrados en los procesos educativos.Lo único que ha hecho el Ministro en tratar de acordar con los ministros de Educación de las provincias, pero que tampoco resulta en una politica pública de Estado, como correspondería, la referida a la Educación.Profundizando, el presupuesto educativo es recortado y ademas, al mes de Noviembre, lo ejecutado del Presupuesto 2016, apenas llega al 50% ejecutado.La razon es puramente economica: para el neoliberalismo, achicar el déficit fiscal significa recortar gastos y nada mejor que hacerlo en Educación y Salud, en oposición a las politicas de cualquier pais desarrollado del mundo.He propuesto numerosas veces la creación de un Consejo Nacional de Educación, integrado por: la Universidad, el mundo del trabajo ( destinatarios del graduado), la Academia Nacional de Educacion y autoridades nacionales, para fijar una Politica de Estado consensuada, pero de cumplimiento obligatorio, con metas claras y un plazo determinado, a la manera de algunos Estados como Brasil,Israel, etc.Pero esto naturalmente se hace con decision politica y ésta debe ir, para los neoliberales en sentido de favorecer la educación privada.Los ultimos Seminarios a los que concurrí, confirmaron lo antes dicho.El tema es muy complejo,pero se sale con politicas claras, de consenso y acuerdos, pero de los mejores en el tema.Saludos Angel

    Me gusta

  3. Estimado Ángel:

    Me alegra saber que no soy el único que no confía que nuestros políticos sean capaces de llegar a un pacto sobre la educación. Si no fueron capaces de llegar a un acuerdo para disminuir los presupuestos de sus propagandas, en las segundas elecciones que acabamos de pasar, y que el hecho de que no hayamos tenido que pasar unas terceras elecciones se haya debido sólo a la situación coyuntural que tuvo que afrontar uno de los partidos políticos, ¿serán capaces de solucionar los problemas presentes en Primaria, ESO y Bachillerato en España?, por más que digan que “ han preparado un borrador fruto del diálogo con representantes de alumnado, profesorado, padres y madres, sindicatos, asociaciones, federaciones, expertos de distinto signo político y con todas aquellas personas que han querido participar”.

    Comparto tu definición de lo que significa un buen profesor. Igual no estaría de más añadir a aquellos que no se dedican sólo a aplicar lo que aparece en el “libro de texto para el profesor” -que las editoriales no permiten que el alumno lo pueda comprar- si no que más bien preparan sus propios apuntes encaminados a desarrollar entornos de aprendizaje que faciliten el proceso de enseñanza-aprendizaje con sus alumnos.

    Me parece que sería bueno que estos buenos profesores, conjuntamente con profesores universitarios -pues ambos participan en la formación académica de nuestros estudiantes- trabajen conjuntamente para proponer una especie de “Libros blancos de Primaria, ESO y Bachillerato” que puedan tomar como base nuestros políticos para poder intentar llegar a un pacto sobre la educación.

    Aprovecho, una vez más, para agradecerte por hacernos llegar tus propuestas con miras a mejorar el sistema educativo español.

    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: