Un buen ejemplo de lo que significa renovar las metodologías

Uno de los principales objetivos de la innovación educativa es renovar las metodologías para conseguir mejores resultados, pero no incrementando el esfuerzo para conseguirlos. Es lo que se denomina eficiencia de la innovación educativa (innovar sí, pero no a costa de trabajar más).

El siguiente ejemplo nos sirve para mostrar lo que significa la eficiencia, que además nos sirve para la renovación metodológica.

 Recientemente, en unas jornadas sobre innovación educativa, un ponente nos mostraba vídeos que había realizado el alumnado divulgando conceptos propios de su asignatura.

Entre las conclusiones destacan las siguientes:  

  • Que los videos eran efectivos para transmitir a la sociedad conceptos de una asignatura.
  • Que el alumnado había aprendido dichos conceptos a través de la elaboración del video.
  • Que la elaboración de esos videos suponía una carga extra para el alumnado.

Varias personas expresaron que si en todas las asignaturas el alumnado realizase videos, no tendrían tiempo para estudiar o hacer otras actividades. La mayoría del profesorado participante estaba de acuerdo en ese punto.

El planteamiento de los asistentes fue que la renovación metodológica consistía en hacer el video y esto se hacía añadiendo un tiempo extra a la carga docente de la asignatura. Es decir, si la asignatura tiene una duración de 60 horas magistrales, se tendría que añadir el tiempo empleado por el alumnado para realizar el video (supongamos que ese tiempo sea de dos horas). Así pues, para  cursar la asignatura el alumno necesitaría las 60 lecciones magistrales +2 las dos horas de elaboración del video.

Realmente la renovación metodológica no radica en hacer el video. Renovación podría ser  sustituir las dos horas de clase magistral, a las que el alumnado tendría que asistir para aprender un determinado concepto, por el aprendizaje de ese mismo concepto durante las dos horas de realización del video.

De esta forma la carga del trabajo del alumnado serían las 58 h, donde no he renovado la metodología, + las dos horas en las que he renovado la metodología (la realización del video divulgativo). Por consiguiente la carga docente sería la misma antes y después de hacer la renovación.

Por otra parte, la renovación metodológica tendría que conseguir una serie de mejoras respecto al aprendizaje adquirido sin aplicarla. Por ejemplo, si el aprendizaje es exactamente el mismo asistiendo a dos lecciones magistrales que a través de la realización del video ¿dónde está la ventaja de la innovación? En este caso la ventaja sería evidente, el alumnado ha participado de forma activa adquiriendo competencias adicionales, seguramente ha aprendido más profundamente el concepto y ha generado un valor social con su acción.

Por el mismo precio ¿Qué opción tomaría usted?



Categorías:Conceptos, metodologías educativas

2 respuestas

Trackbacks

  1. Un buen ejemplo de lo que significa renovar las metodologías
  2. Un buen ejemplo de lo que significa renovar las metodologías — Innovación Educativa – Sociología en la Red – Divulgación, Innovación y Tecnología para la UNJFSC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: