Pasar del discurso a la acción

piscina y acciónpiscina y acciónpiscina y acciónpiscina y acción

La cátedra INCREA (Innovación Creatividad y Aprendizaje) de la Universidad Jaume I de Castellón, ha organizado el taller titulado “Claves de una docencia de mayor calidad: El cambio metodológico  y la colaboración entre profesores“. He tenido la oportunidad de asistir a la ponencia de Francisco Michavila titulada “La renovación de los métodos educativos en la universidad”; escucharle me ha producido el mismo efecto que tomar tres cafés seguidos: “me entran unas ganas tremendas de hacer algo útil”Me gustaría compartir con todos ustedes parte de las frases que me han motivado. Resaltaré únicamente las frases y comentaré la reflexión que me suscitaron, lo digo para que no se saque fuera de contexto la intervención de Michavila.

“La mayoría de los políticos relacionados con la educación y los gestores universitarios incorporan en sus discursos la renovación metodológica; el discurso es bueno para abrir caminos, pero es hora de pasar a la acción”

Totalmente de acuerdo; es un logro que se incorpore la renovación metodológica dentro de los discursos, y que además haya coincidencia entre las distintas administraciones, semejante “marketing” hace que el profesorado nos lo creamos; pero ¿por cuánto tiempo?, si no se hace nada, si no se pasa a la acción, nos cansaremos de escuchar que la clave es la renovación metodológica, en ese momento los políticos incorporarán a su discurso otras cosas. La oportunidad habrá pasado.

“Las propuestas, políticas, deben ser realistas”, “no se trata de tirar la casa y hacer una nueva, se trata de hacer mejoras en la que tenemos”

Utilizado el símil de la casa; si cualquiera de nosotros decimos a nuestra familia que vamos a cambiar el suelo, las paredes, el sistema de calefacción, las ventanas, la cocina, las camas, el cuarto de baño y que contrataremos al mejor arquitecto y diseñador para ello; pensarán que o nos ha tocado la lotería o hemos bebido demasiado; en cuanto se cercioren de que ni lo uno ni lo otro, sencillamente no nos creerán,  porque lo que decimos no es realista.

Sin embargo, si hacemos una lista de las reformas que necesitamos, vemos el presupuesto que tenemos y comenzamos por una de ellas, estaremos avanzando hacía la mejora. Si tenemos un pequeño presupuesto realizaremos una reforma muy pequeña (cambiar el cristal roto) y si tenemos algo más afrontaremos una de mayor envergadura (cambiar la lavadora). Poco a poco conseguiremos hacer la reforma.

Ya sé que es muy fácil decir que hay que hacerlo poco a poco y con escaso presupuesto; pero es que también hay frases que identifican (a mi modo de ver) cuáles pueden ser esas pequeñas reformas, que no exigirán una inversión importante, son varias pero me quedo con dos:

Diversidad de itinerarios para el desarrollo profesional”.

Pues sí señor, hasta ahora si quieres progresar profesionalmente hay que publicar en revistas de impacto, y lo demás no vale (por lo demás incluyo la renovación de las metodologías y la adopción de paradigmas centrados en el alumno); mientras no se de la oportunidad de mejorar el desarrollo profesional por la vía de la innovación educativa, los que nos dedicamos a ella estaremos haciendo un acto vocacional, y además como cada vez es más importante tener tramos de investigación acabaremos dejando la innovación educativa, porque sino no podremos ejercer funciones que hasta ahora ejercíamos. En este punto quiero decir que TODOS los gobiernos han potenciado el itinerario único (basado en la investigación), sin dar ninguna alternativa a la docencia. Por tanto creo que esa solución política sería importantísima y además no creo que tenga un coste excesivo (incluso creo que se podría hacer a coste 0).

“Evitar el individualismo en las estrategias docentes”

Efectivamente el profesorado (sobre todo cuando comienza) se suele encontrar solo si quiere aplicar innovación educativa. La solución a este problema es uno de los títulos del taller “La colaboración entre el profesorado universitario”; si hay portales que han conseguido colaboración de forma desinteresada como el rincón del vago, no veo la razón por la que no montar uno para el profesorado universitario que quiera aplicar metodologías conducentes a adoptar paradigmas formativos centrados en el alumno.

Bueno para finalizar felicitar a Rosario, Pamela,  José, Francesc y Mari Sol miembros de la cátedra INCREA por su excelente labor de dirección, gestión y logística del seminario. Por cierto, si van a Castellón prueben “el arroz meloso con bogavante”, buenísimo.



Categorías:Educación, iniciativas, metodologías educativas

17 respuestas

  1. Hola Angel,

    yo también asistí ayer a la charla del buen amigo Francesc Michavila, y estoy totalmente de acuerdo (y lo vengo repitiendo a muchos compañeros) que el tiempo de las intenciones ha pasado y llega el momento de la acción. Me gusto oírselo decir a Paco, y que lo escucharan todos los allí presentes. El problema es que muchos de nosotros ya estamos en acción, haciendo nuestras cosas, innovando (o intentándolo), pero no conseguimos ni el apoyo ni, mucho menos, el empujón que los órganos de gobierno deben dar a todos los, inventemos un palabro, “innovaescépticos”? o ECTS-escépticos. ¿Qué pasará en 2009 (espero poder lanzar nuestra titulación con nuevo plan ECTS-based en el curso 2009-2010) cuando todos los estudiantes de primer curso deban seguir el modelo ECTS? ¿Como “obligaremos” a los profesores de primero a trabajar en ECTS? Y lo que es mas importante, ¿conseguiremos que lo hagan?.
    Sé que me enrrollo mucho, pero el tema me dispara la mente y los dedos.
    Un saludo y muchas gracias por tu taller que me abrió los ojos y las puertas a nuevas ideas.

    Ximo

    Me gusta

  2. Gracias Ximo,

    Coincido contigo en las apreciaciones sobre los innovaescépticos, y el problema es que los cambios que implica ECTS respecto al cambio de paradigma son sólo recomendaciones; por tanto o demostramos las bondades o no conseguiremos “que lo hagan”. Esta es la razón por la que hace falta el empujón institucional; por eso me gusto oirlo en palabras de Michavila.

    Salu2

    Me gusta

  3. Hola, yo no asistí a la charla pero el tema que comentáis me interesa muchísimo. También me hago la pregunta de Ximo: ¿como “obligar” a los profesores a realizar el cambio metodológico? ¿Cómo evitar que los “innovaescépticos” se apunten a la innovación sólo “de boquilla”? ¿Quién va a verificar que de verdad se está innovando? ¿Cómo se hará? No acabo de ver cómo se puede llevar a cabo esto pensando en un coste 0. Y sobre todo hay algo de lo que dices, Ángel, que me deja muy pensativa:
    >o demostramos las bondades o no conseguiremos “que lo hagan”
    Cuando yo entré en la universidad nadie me mostró las bondades de la investigación, participación en congresos, etc… De bondad nada, o lo hacías o casi que la empresa no te reconocía como profesional. A pesar de que a mi, en teoría, me pagan por dar clase. Creo que si esperamos a que los “innovaescépticos” se percaten de las bondades del proceso vamos apañados. Hace falta algún tipo más de incentivo para convencerlos, y ese incentivo ha de ser político. Mientras la universidad no reconozca la labor docente con acciones políticas claras, como que se refleje en la nómina, como que te puntúe de alguna manera, yo seguiré pensando que detrás sólo hay bonitas palabras, y al final la situación agota. Resultado: los llaneros solitarios, que de verdad se creen lo de la innovación, se queman y se van a su casa a gastar energías en algo más productivo, como decíais. Espero de verdad que no sea así…
    Saludos, Elena

    Me gusta

  4. Elena lo cierto es que describes una realidad de forma bastante acertada y explícita. Lo de convencer de las bondades se puede hacer en tres frentes:

    Demostrar que con innovación educativa se consiguen mejores a bajo coste (mejoras resultados y reduces el esfuerzo). Esto solo funciona para el profesorado que se preocupe de mejorar; por tanto sólo podrías implicar, utilizando tus propias palabras a los llaneros solitarios. Formar y divulgar estas bondades haría que los llaneros solitarios no lo fueran tanto y probablemente aumentaría el número de ellos.

    La universidad debe arropar a esos llaneros, con recursos, medios y sobre todo reconocimiento, no son necesarios muchos medios; pero si al menos el reconocimiento de que son llaneros solitarios “oficiales”. El título de “llanero solitario te lo otorga la universidad; esto enlaza con lo anterior. La universidad de Alicante lo ha realizado (yo he participado en la formación). http://profesores.universia.es/noticia.jsp?idNoticia=5219&title=EXPERIENCIA-PILOTO-DOCENCIA-VIRTUAL

    Lo anterior depende de la universidad; por tanto si una universidad quiere pasar a la acción no tendría mucha dificultad en hacerlo.

    Finalmente un reconocimiento similar al itinerario de la investigación, en este caso podríamos compaginar nuestra vocación con el desarrollo profesional.

    Implementando estas ideas los llaneros solitarios nos sentiríamos no solo orgullosos de serlo, sino además con la sensación de que hacemos nuestro trabajo y así nos lo reconocen.

    Me gusta

  5. Interesante experiencia la de Alicante, vaya que sí. La verdad es que todo este cambio es emocionante. Me sigue maravillando que después de tanto siglo de inmovilismo se puedan sacudir las bases de la docencia en la universidad, por poquito que sea. Y lo que comentas suela alentador, sobre todo el final. Queda de justicia poética, que a uno le acaben reconociendo algo en lo que simplemente cree, que no le pagan/que no le cuenta, sólo intuye que es lo correcto. Le da un toque épico a la docencia muy saludable. Que así sea…
    >El título de “llanero solitario te lo otorga la universidad
    Me ha hecho gracia, de repente me he visto con una chapa de esas del oeste…

    Me gusta

  6. Hola Elena, la chapa seguro que nos la dan. Pero mejor el caballo….

    Me gusta

  7. Dos perfiles ya: uno para el que le guste la innovación docente, los créditos de docencia y a quien se le exija en contrapartida muestras de la innovación docente; y el otro perfil, el que ya existe, el del investigador que no suele gustarle la docencia y se quita carga docente para dedicarse a la investigación y a quien ya se le exige impactos e índices de publicación. Lo que no es muy normal es que hoy en día sólo se oferte el segundo y se extienda a todos, incluidos a los profesores q sí nos gusta la docencia, más que la redacción y que le dedicamos un tiempo amplio y considerable a nuestra innovación y que vemos que no lo podemos dedicar más porque al fin y al cabo no nos cuenta para nada, ni siquiera para premios (como hacen para los de secundaria/primaria) y porque se nos sigue exigiendo una política de publicación, que quita ya un tiempo tremendo, porque es lo único que nos cuenta de momento. Y a quien no cumpla con ninguno de esos perfiles sugeridos al principio, pues se le ‘castigue’ con justo lo contrario: al docente con horas de talleres y formación y obligacion de publicacion y al investigador con horas de docencia.

    Me gusta

  8. Hola Elena,

    Efectivamente es una realidad lo que comentas, pero además a muchos políticos se les escucha una y otra vez decir que si la convergencia con europa, que si los créditos ECTS, que si las renovaciones pedagógicas, que España esta a la cola de casi todo y hay que cambiar,…

    Todo está muy bien, pero debe existir una política con los dos perfiles; ya que en caso contrari es como si te comentan que hay que cambiar pero que si te esfuerzas por cambiar que no te servirá de nada. No podemos decir con la “boca” una cosa y con los hechos realizar otra.

    Salu2

    Me gusta

  9. Entonces ¿qué hacemos? ¿montar una plataforma o algo así? Me he apuntado al seminario y espero ir, si mi maltrecho presupuesto departamental me lo permite.

    Me gusta

  10. Elena, la verdad es que no es mala idea. Perdona pero me estaba haciendo un pequeño lio con las dos “Elenas” que comentaban este post. Si alguien quiere seguir “lo de la plataforma”; viene de un post (que recomiendo su lectura) http://maberui.webs.upv.es/?p=128

    El post es del blog “Elena Benito E/FL 2.0” http://efl20.com/

    Me gusta

  11. Gracias Ángel, pues tomo muy seria nota de lo de la ‘plataforma’ y estaría bien ver qué piensa la gente, si estaríamos en el mismo barco, etc. Es costoso al principio y requerirá perseverancia y mucho trabajo de ‘grassroots’ para hacerse conocer pero qué más podría hacerse. Blogs como éste u otros donde se generan conversaciones que son sinergias entre quienes pensamos más o menos igual son el caldo de cultivo para acciones -aquello de pasar a la acción…que es lo que más cuesta.
    Me he puesto Benito después porque asi ya no hay dudas…iba a poner Elenanito (Elena -be-nito) como me sacaron los alumnos 🙂 pero ya me parecía demasiada ‘innovación’.
    Aunque sea una paliza de un día, lo de Madrid, creo que sería una buena oportunidad para intercambiar opiniones.
    Un saludo!
    e.

    Me gusta

  12. >Perdona pero me estaba haciendo un pequeño lio con las dos “Elenas” que comentaban este post.

    la verdad es que yo también, leía lo que decía Elena Benito y como estaba totalmente de acuerdo con lo que decía pensaba que la confusión ya me iba bien. Esto de difuminarme en otra Elena tiene su puntito 😉
    Interesante lo que comenta sobre la plataforma y hacer ruido ¿quién sabe? a lo mejor se conseguía que los que promueven la innovación en universidad sólo porque queda bien se sintieran aludidos. Y si se les puede sacar un poco los colores…
    Saludos,
    e.m.

    Me gusta

  13. Hola Elena M. eso me pasó a mi, que los comentarios mantenían una línea argumental similar, y por eso los “mezcle”.

    Lo de la plataforma es posible que funcione como medida de “alzar la voz” cuando se prepare el nuevo estatuto del profesorado. Pero mientras tanto se podría hacer una red social o algo así.

    Salu2

    Me gusta

  14. Holas Elenas varias y Ángel,

    En primer lugar feliz año y en segundo, me hubiera gustado ir a las jornadas de Madrid como te dije, pero donde doy clases no hay forma de recuperar las clases q no des. ¿Hay alguna cosa preparándose para estos meses? -así voy preparándome la agenda-

    Sí, difuminarse en otras identidades (googlegangers!) tiene grandes ventajas pero no hablemos de los inconvenientes.

    El nuevo estatuto del profesorado? eso es a nivel de secundaria o universitario? Qué poco informada estoy 🙂

    Lo de la red social, qué tal Facebook? Qué nombre ponerle? 2 Perfiles Ya…estoy poco imaginativa. Con el impacto de lectores que tiene tu blog, Ángel, que tal un post para recopilar apoyos e ideas de nombres para la red social?

    Salu2

    e. 3.0 😉

    Me gusta

Trackbacks

  1. Philtre » Blog Archive » la renovació dels mètodes educatius a la universitat
  2. Bloc de blocs - Ús dels blocs en Educació Superior / Renovación en la Universidad
  3. Así que blogueo y por tanto pierdo mi tiempo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: