Los “pinchazos” en la formación.

clase-1

Fotografía by: A. Fidalgo

Para conducir por vías en buenas condiciones no es necesario ser un buen conductor. Sin embargo, cuando hay un pinchazo en un neumático, el conductor tiene que hacer otras tareas: utilizar un gato, saber dónde colocarlo, quitar la rueda pinchada y cambiarla. Estas acciones son distintas a conducir, y hay conductor@s que no saben cómo realizarlas.

Permítanme relacionar l@s conductor@s con el profesorado. Cuando nuestro alumnado cumple bien sus tareas, participa de forma activa, dedica tiempo a aprender, es brillante y tiene buen expediente (vías en buenas condiciones) no hace falta ser buen profesor, basta con ser “normal”  (los malos son siempre malos, da igual la calidad de las vías de circulación). Pero cuando hay un “pinchazo” (el alumnado no está motivado, no participa de forma activa, no tiene los mismos conocimientos previos, no tiene buenos hábitos de estudio….), entonces hay que hacer otras cosas distintas a la conducción. Hay que saber utilizar la tecnología, pero esto no basta (de nada sirve saber utilizar un gato si no se sabe cambiar la rueda). El profesorado debe ser competente para saber tratar con alumnado que no viene en buenas condiciones, tiene que ser capaz de  motivar,  utilizar metodologías de participación activa, en definitiva tiene que saber “cambiar la rueda”.

Todo el profesorado ha pasado por una misma acreditación, pero a pesar de ello hay profesorado malo, normal y bueno (lo mismo que todo conductor ha tenido que cumplir unos requisitos, pero a pesar de ello hay conductores malos, buenos y normales). El buen profesorado es el que  es capaz de  conducir por vías complicadas, manejar la tecnología y por supuesto el que sabe cambiar la rueda.

Actualmente,  y mientras que a las acreditaciones solo les interese la conducción, debemos ser conscientes que en un viaje no todo son vías buenas, que hay percances y que necesitamos sortear todas esas dificultades para llegar a nuestro destino.

Todos l@s conductor@s (malos, normales y buenos) tienen que cumplir unos mismos requisitos para obtener el permiso de circulación.

Hay profesorado que es muy buen conductor pero no es capaz de quitar  una rueda, también hay profesorado que es experto en manejar un gato, pero eso no implica que sepa cambiar ruedas. Para ser buen profesorado, tendremos que cambiar ruedas, en educación no podemos llamar a una grúa para que lo haga por nosotros (no existe ese servicio).

Utilización del video en el proceso formativo: De Flip Classroom a Flip Teaching

seminario-gate

Adjunto la charla que impartí en el Seminario de la UPM: “III Seminario Gate: “Video educativo: nuevos usos en el aula, nuevos servicios”.  Impartido el 23 de junio de 2016.

Contenidos del video

Qué es Flip Teaching y su relación con el video.

Tipos de videos:

Flip Classroom. Vídeos para utilizar en nuestras clases sin hacer cambios formativos.

Flip Teching. Vídeos con cambios en la estrategia formativa.

Condiciones para implantar flip teaching en la formación.

Coloquio

Enlace a la presentación (pdf) flip-teaching-gate

 

KAIZEN (o el clásico +que ayer pero – que mañana)

kaizen

Fotografía by A. Fidalgo.

En 1889, Rosemonde Géred publicó un libro de poemas titulado “Les pipeaux. L’éternelle chanson”, entre ellos se encontraba:

“Pues ya ves que cada día te amo más,

Hoy más que ayer y mucho menos que mañana”

La expresión fue tomada como emblema del amor creciente.  Pero  no  solamente tiene una implicación sentimental, de hecho se puede aplicar en cualquier ámbito social, económico, industrial y por supuesto educativo. Si nos quedamos con  “Hoy más que ayer y mucho menos que mañana”, o su versión simplificada “+ que ayer – que mañana” estamos ante una verdadera declaración de intenciones que puede mejorar cualquier aspecto, producto o servicio de nuestra vida personal y profesional.

Esta idea “+ que ayer y – que mañana” es el eje vertebral de la filosofía KAIZEN que se suele traducir como mejora continua. Muchas empresas japonesas siguen esta filosofía, que básicamente lo que hace es gestionar la mejora continua.

En educación, como en cualquier otro sector, el profesorado realiza una mejora continua instintiva e involuntariamente, vamos aprendiendo de las situaciones del día a día, procuramos no repetir los errores y aplicar los éxitos.  Sin embargo no gestionamos esa mejora, ni a nivel personal ni muchos menos a nivel corporativo.

KAIZEN propone gestionarla  de forma cooperativa, buscando el compromiso e implicando a todos los actores. Por ejemplo, si aplicásemos la filosofía KAIZEN en una asignatura se podría mejorar la misma implicando al profesorado, alumnado y gestores. Si quisiéramos mejorar la docencia se debería trabajar con  el profesorado de todas las asignaturas, el alumnado y los gestores académicos.

La gestión cooperativa dela mejora continua parte de la identificación de las mejoras a conseguir, de los puntos débiles y sobre todo de explicitar la experiencia de los actores. Cualquier persona que realiza un proceso adquiere experiencia en el mismo y capacidad para mejorarlo.

La filosofía KAIZEN tiene sus propios métodos, sin embargo usted puede tratar de aplicarla de forma sencilla  utilizando el método AAR (Afther Action Review) que básicamente consiste en reunirse el profesorado y alumnado  para ver que ha ido mal, que ha ido bien y que ideas de mejoras se pueden aplicar para mejorar la asignatura.

MOOC Software libre: Ofimática con OpenOffice en Miriadax.

presenmooc

Presentación del MOOC

Es un curso en el que dan a conocer los conceptos claves del Software y la Cultura Libre, y la filosofía e historia que hay tras ellos. También se darán unas nociones sobre distintas herramientas libres alternativas OpenOffice: Writer (procesador de textos) y Calc (Hoja de cálculo).

Es un curso muy interesante y completo, ya que introduce aspectos sobre el uso de recursos en abierto (indispensables para nuestra labor docente), la cultura en abierto (para que nos acostumbremos a poner en abierto y compartir parte de nuestro trabajo) y finalmente nos facilitan y enseñan a manejar dos alternativas a la ofimática de pago.

contenidos-mooc

Contenidos y equipo docente

Aunque el curso ya ha comenzado, aún te puedes apuntar ya que el sistema del MOOC consiste en ir dejando abiertos los distintos módulos hasta la finalización del curso (10/10/2016).

red-mooc

Red Social del MOOC

Otra característica interesante del curso es el aspecto cooperativo en el equipo docente. La Universidad que lo imparte es la Universidad de Zaragoza, pero incorpora diversas entidades (Escuela, grupo de investigación, oficina de software libre y Ayuntamiento de Zaragoza). Así mismo el MOOC cuenta con una red social donde se puede intercambiar recursos, cooperar y realizar aprendizaje cooperativo.

Enlaces:

Acceso a la presentación del MOOC

Acceso a la red social del MOOC

Acceso a la plataforma Miriadx para inscribrise en el curso.

El sueño eterno: la maldición y, a la vez, bendición del buen profesorado.

volar hacia un sueño

Volar hacia un sueño. Fotografía by A. Fidalgo.

La mayor parte del profesorado que lo es por vocación, lo es por un sueño: “que germine la semilla del conocimiento en nuestro alumnado y que siga creciendo durante toda su vida, contribuyendo así a crear un mundo mejor para todos”. El profesorado con vocación no trabaja, simplemente persigue un sueño.

Pocas profesiones pueden estar bendecidas por hacer de su trabajo un sueño. Ese anhelo no solo nos hace soñar, nos hace crecer ante las adversidades, nos empuja a sacar fuerzas cuando estamos extenuados, a intentar mejorar para que nuestro alumnado mejore su aprendizaje, a tener que motivar cuando estamos desmotivados, a dejarnos la piel para que esas personas que vemos día tras día en nuestras aulas puedan estar capacitados para un buen desempeño.

Sin embargo, ese sueño, es también nuestra maldición, no despertamos de él, nunca se acaba. Lo bueno de un sueño es comprobar que se ha hecho realidad y despertar. Pero por más que se intenta, la educación continua necesitando de nuestro esfuerzo, incluso en ocasiones parece que se da un paso atrás (o de lado), ya que cada vez más profesorado convierte el sueño en un trabajo.

Durante siglos el profesorado ha tenido un deseo, durante siglos es el mismo sueño, durante siglos se ha compartido el sueño, pero nunca hemos soñado juntos. Lo hemos realizado de forma individual, luchando contra molinos sin un fiel amigo Sancho. Es la maldición del profesorado, entra con un sueño y  se jubilará sin despertar de él.

Yo quiero por fin despertar, que despertemos todos, que podamos comprobar que nuestro sueño se ha hecho realidad. Para ello, cada vez estoy más convencido, que debemos saber gestionar, organizar, compartir y unir fuerzas.

Quizás deberíamos inventar el Crowddreaming, compartir una gran multitud de sueños para poder romper la maldición del buen profesor.

¿Cuál es el perfil profesional más importante en el mundo educativo?

ojo

La educación es tan importante que hasta hay un ministro que se encarga de su gestión. Junto al ministro hay una legión de cargos políticos cuya misión es organizar y gestionar el proceso educativo académico de forma central. Además hay otra legión de cargos políticos, pero esta vez regionales, con una misión similar, también organizar y gestionar la educación. Todos ellos, los cargos políticos, están puestos ahí por la sociedad, ya que esta lo que quiere es que sus hijos tengan una educación de calidad, por el bien de los propios hijos, pero también por el bien de la región y el país. También existen los centros de formación, donde hay otra legión de cargos administrativos, académicos y docentes.

Básicamente, en todo este ejército de cargos políticos, administrativos, académicos y docentes, se podría decir que la línea del frente está formada por el personal docente:

Es el personal docente quien tiene que trabajar con el alumnado, el que tiene que adaptarse a su clase y el que tiene que impartir un programa.

Es el personal docente el que tiene que motivar y motivarse para conseguir un mejor aprendizaje de su alumnado.

Es el personal docente el que tiene que conseguir que el alumnado tenga los conocimientos básicos para entender y desenvolverse en el mundo en el que vive.

Es el personal docente el que tiene que conseguir que el alumnado esté capacitado para aplicar los conocimientos adquiridos en las distintas profesiones.

Es el personal docente el que tiene que conseguir que el alumnado sea una persona que realiza aprendizaje durante toda su vida, incluso después de dejar la vida académica.

Es el personal docente el que tiene que conseguir que el alumnado adquiera valores, competencias y habilidades que le permitan ser un buen profesional y un buen ciudadano.

Es el personal docente el que tiene que dedicar tiempo extra (no remunerado) para utilizar tecnologías, metodologías y procesos innovadores para conseguir más eficiencia y eficacia en el aprendizaje.

Es el personal docente quien tiene que superar en su aula los errores de las normativas y leyes que se suelen hacer sin pensar en la primera línea del frente.

Además, es el personal docente quien tiene una gran responsabilidad en el gobierno y estado del bienestar de su país. Sí, es el personal docente. Todos los políticos que tenemos actualmente han pasado por aulas, han convivido miles de horas con personal docente. Y por lo que parece, en algunos casos da la impresión que el docente ha hecho mal su trabajo.

A partir de ahora mire al alumnado de su clase, algunos de ellos serán los futuros cargos políticos que regirán su centro formativo, su ciudad, su región y su país. Piense en parte de la clase política actual. Creo que a algún cargo político le falta saber escuchar, tener pensamiento crítico, buscar soluciones reales, cooperación con otras personas (aunque no piensen como ellos), trabajar en equipo, tener valores y competencias específicas para el desempeño de su trabajo, empatía con la ciudadanía y memoria (pienso que muchas veces olviden cual es la misión por la que les votamos).

No adoctrine a sus alumnos (eso siempre es malo) pero enséñeles a tomar decisiones, a tener un pensamiento crítico, a innovar, a cooperar, a responsabilizarse, a organizarse, a buscar soluciones eficaces a los problemas y, sobre todo, a conocer que el fin aprendizaje no es aprobar unas asignaturas determinadas, sino que el alumnado se forme como persona, como profesional y como ciudadano.

CONGRESO LATINOAMERICANO DE GEOGEBRA: LAS TIC AL SERVICIO DE LA INNOVACIÓN EDUCATIVA 2016

Captura de pantalla 2016-08-20 a la(s) 13.07.47

Del 30 de noviembre al 2 de diciembre se celebra el “CONGRESO LATINOAMERICANO DE GEOGEBRA: LAS TIC AL SERVICIO DE LA INNOVACIÓN EDUCATIVA 2016

Dicho congreso (en el cual participo con una ponencia invitada) se celebra en Medellín, Colombia y está organizado por el Instituto Tecnológico Metropolitano y el Instituto Geogebra.

Hasta el 30 de septiembre se pueden presentar trabajos. Los trabajos pueden ser o bien relacionados con la herramienta Geogebra o bien de carácter general sobre innovación educativa.

Con Geogebra

  • GeoGebra en la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Exactas y Naturales
  • Experiencias de aula a partir del trabajo con GeoGebra en la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Exactas y Naturales
  • Trabajos de investigación sobre la integración de GeoGebra en la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Exactas y Naturales
  • Creación de recursos didácticos con GeoGebra para el aprendizaje y la enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales
  • Experiencias de integración de GeoGebra en la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Exactas y Naturales en la educación en línea

De carácter general

  • Las TIC como fuente de innovación en la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Exactas y Naturales
  • Experiencias de aula a partir del trabajo con TIC en la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Exactas y Naturales
  • Aspectos afectivos de estudiantes o profesores frente al trabajo con las TIC en la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Exactas y Naturales
  • Las TIC en educación para la inclusión social
  • Formación y Actualización docente: Formación inicial de docentes con las TIC
  • Tecnologías emergentes en educación
  • Evaluación del aprendizaje mediante TIC
  • Simulación y modelamiento en el contexto de las Ciencias Exactas y Naturales para el trabajo de aula

Para una información de tallada del congreso:

http://geogebra.itm.edu.co

Innovación educativa versus normativa educativa ¿pueden convivir?

Captura de pantalla 2016-08-16 a la(s) 22.14.56

Fotografía by A. Fidalgo.

Cualquier profesión incluye un conjunto de tareas características, junto con una regulación más o menos detallada para realizarlas. Independientemente del nivel educativo, el profesorado debe realizar un conjunto de tareas que se podrían agrupar en tres tipos: actualización de contenidos de las asignaturas que imparte, comunicación con el alumnado y renovación de metodologías para que se produzca aprendizaje.

Actualización de contenidos

Este tipo de tareas suele llevar tiempo cuando el profesorado se enfrenta a una determinada asignatura por primera vez. Sin embargo, si el profesorado imparte la misma asignatura año tras año no se suele dedicar mucho tiempo a la actualización si no hay razones externas para ello. Esto puede suceder porque los conocimientos son básicos o porque, aunque los contenidos en el mundo real evolucionen, el programa de la asignatura se renueva de forma más lenta. La regulación que rige este conjunto de acciones es el denominado programa de la asignatura. En muchos casos el profesorado se tiene que limitar a impartirlo (sin posibilidad de cambiarlo) y en otros casos puede hacer propuestas que se deben aprobar por los sistemas de gestión por un conjunto de años. Se entiende que el profesorado realiza correctamente este conjunto de tareas mientras imparta completamente el temario establecido.

Comunicación con el alumnado

La tarea más habitual es la conocida como tutorías. Básicamente son acciones de tipo reactivo (es decir, el primer paso lo tiene que dar el alumnado, acudiendo a la tutoría). Existe una regulación que marca el número de horas semanales que debemos dedicar a tutoría (en el caso de la universidad española son 6 horas). Se entiende que el profesorado realiza bien este trabajo si, en el horario preestablecido, se atiende al alumnado que vaya a la tutoría.

En este caso, la normativa no tiene en cuenta los canales basados en las tecnologías para establecer comunicación con el alumnado. El uso de correo electrónico, redes sociales y web 2.0 es habitual (para una parte del profesorado), pero su uso no se tiene en cuenta para determinar si se cumple bien o no este tipo de acciones ni para determinar la dedicación del profesorado. Por este motivo su uso es opcional; es decir, ningún profesor (por normativa) está obligado a utilizarlo, es más, hay profesorado que puede tener problemas administrativos si los utiliza.

Metodologías para que se produzca aprendizaje

Debido a la estructura de la formación presencial (aulas masificadas), las metodologías básicas son: lecciones magistrales, clases de problemas, sesiones de laboratorio y, de forma opcional, trabajos individuales o en equipo. La normativa establece clases teóricas y prácticas, sin especificar qué metodologías se deben utilizar para realizar las mismas. Por tanto, el profesorado puede impartir las clases teóricas y prácticas utilizando lección magistral y eso es suficiente para cumplir la normativa. El profesorado, por normativa, no está obligado a utilizar, ni tan siquiera a conocer, las metodologías más innovadoras y/o eficaces.

Los medios que la administración pone a disposición del profesorado para ejercer estas actividades son: programas de formación (opcionales), un ordenador conectado a internet (en algunos casos en modo compartido), un aula (con pizarra y cañón de proyección) y cierta libertad para elegir las metodologías, tecnologías y recursos didácticos que el profesorado considere oportunos.

El profesorado que lo es por vocación utiliza esa “libertad de acción” para formarse en metodologías y tecnologías, innovar con su alumnado y buscar soluciones a problemas de aprendizaje que pueden surgir en su aula.

El profesorado que lo es por trabajo cumple la normativa y punto. Esto supone cierto inmovilismo, que no es criticable ya que la administración lo permite. Lo que sí es criticable es que, en algunos casos, se dediquen a poner palos en las ruedas del profesorado que lo es por vocación y utilice la propia normativa para impedir la innovación educativa en sus centros de trabajo.

En cualquier otra profesión la sociedad no dejaría que esta situación se produjese. Sin embargo, el desconocimiento que tiene la sociedad del esfuerzo y trabajo que realiza el profesorado innovador, hace que básicamente se meta en el mismo saco al profesorado innovador y al profesorado “normativo”. Por este motivo es importante divulgar a la sociedad la importancia, del trabajo que realiza el profesorado innovador, para el futuro desarrollo del alumnado.

¿Es usted un profesor o profesora vocacional? ¿dedica mucho tiempo y esfuerzo para mejorar los resultados de aprendizaje de su alumnado? ¿innova? Si la respuesta es SÍ, cuénteselo al mundo.

Cuatro preguntas que indicarán al profesorado si debe aplicar innovación educativa en su asignatura.

engranaje

Fotografía by A. Fidalgo.

Si está pensando realizar innovación educativa, primeramente deseará conocer el concepto de innovación, cuales son sus características, el proceso, el coste, y por supuesto, sus resultados. Es posible que si conoce todas estas cosas usted pueda sopesar los pros y los contras, reflexionar y tomar una decisión sobre si al final va a innovar en su aula o lo dejará para otra ocasión.

Realmente el proceso descrito anteriormente sería totalmente imprescindible si se fuese a examinar sobre innovación educativa. Es lo que se estudia en los cursos y másteres y en cualquier libro que se precie sobre innovación educativa.

Sin embargo, si usted desea aplicar la innovación educativa en su aula, lo primero que tiene que saber es que la innovación educativa es una solución a necesidades concretas que usted tenga en su aula.

Si está pensando en realizar innovación educativa en el aula, debe seguir el planteamiento PCNC: Problema, Consecuencia, Necesidad y Comprobación.

Problema. Identifique el problema que tiene usted en su aula. Trate de describirlo brevemente, por ejemplo: “parte de mis alumnos no tienen los conocimientos previos necesarios para abordar con éxito un determinado tema”.

Consecuencia. El problema descrito está originando un mal funcionamiento de su asignatura y es bastante probable que esto no permita alcanzar los objetivos de aprendizaje. Trate de describir en qué repercute el problema identificado anteriormente, como por ejemplo: “No puedo cumplir con el tiempo de dedicación previsto ya que tengo que explicar los conceptos previos” o “El alumnado  que no tiene el concepto previo no adquiere los objetivos de aprendizaje previstos”.

Necesidad. Describir la necesidad que usted tiene para que la consecuencia descrita no se produzca. Continuando con el ejemplo: “Antes de comenzar un tema determinado, el alumnado debe tener unos conocimientos previos concretos”.

Comprobación. Imagínese que ha resuelto el problema ¿Cómo lo comprobaría?, continuando con el ejemplo: “Realizando un test antes de comenzar el tema para comprobar que todo el alumnado tiene los conocimientos previos”.

Pues si ha sido capaz de identificar el problema, describir las consecuencias que tiene en su asignatura, identificar la necesidad para solucionar el problema y la forma de comprobar la solución, usted sabrá no solo que necesita innovar, sino que el primer gran paso ya lo ha dado; de hecho es el paso más importante.

Una vez realizado el PCNC, su búsqueda se debe centrar, primero, en conocer qué tipo de innovación aporta soluciones a ese tipo de problema (en el ejemplo se soluciona con el aprendizaje adaptativo), posteriormente buscar experiencias que trabajen con esos problemas (puede buscarlas en http://www.buenas-practicas.net) y finalmentem, elegir las herramientas (ej, sistemas online adaptativos) y métodos (ej, nivelación de conocimientos) que más se adapten a su “presupuesto” (esfuerzo y tiempo que desea invertir para realizar la solución).

El profesorado semilla.

Captura de pantalla 2016-08-06 a la(s) 18.01.17

Cuando un estudiante suspende o abandona los estudios, es habitual echar la culpa al mismo estudiante y decir que “no valía para estudiar”; no se hace responsable al profesorado de ese fracaso. Es cierto también que cuando ocurre lo contrario, cuando un estudiante tiene buenas notas, tampoco se hace responsable al profesorado. Cuando esto ocurre es el estudiante el único responsable, se trata de un excelente estudiante y con una gran ilusión por los estudios.

Ante la sociedad tiene más repercusión social nuestro rol de “juez” que nuestro rol de formador. El problema no es lo que piense la sociedad, sino lo que el propio profesorado opina. Algunos profesores piensan que su rol principal es el de juez, que su principal misión es acreditar si una persona tiene conocimientos suficientes sobre su asignatura. Pero para realizar esta labor vale casi cualquier persona ya que muchos exámenes podrían ser preparados por personas sin conocimiento del tema, bastaría con elegir unas preguntas de un libro y posteriormente corregirlas.

Sin embargo, el rol que no puede tener cualquier persona es precisamente el de formador. El trabajo y misión del profesorado es conseguir que florezca el conocimiento de su alumnado. El profesorado realiza bien su trabajo cuando consigue que su alumnado tenga conocimientos, destrezas y habilidades suficientes para superar cualquier prueba de evaluación relacionada con los conocimientos que imparte. Evidentemente, el profesorado fracasa cuando, de forma habitual, una alta tasa de estudiantes no superan sus pruebas.

Hay mucho profesorado, buenos profesores no lo son todos y excelentes solo unos cuantos.

¿Quién es el profesorado excelente? Aquel que no solo hace florecer el conocimiento del alumnado, sino que consigue plantar dentro de él una semilla de conocimiento que irá creciendo durante toda la vida del alumnado.

Mi recomendación es que para el próximo curso intente plantar semillas en todo el nuevo alumnado que la sociedad ponga en sus manos.