Innovación sumativa: una forma de vencer la temporalidad de la innovación educativa

Una de las características de la innovación es que siempre está en movimiento, y lo que un día es innovación, no lo es al cabo de un tiempo. Así pues, una innovación puedes serlo de forma temporal. La temporalidad de la innovación depende de varios factores, pero el principal es la aparición de otra innovación que mejore la anterior.

Otras características de la innovación, principalmente la basada en la tecnología, es su abundancia y diversidad. Es decir, con frecuencia aparecen nuevas innovaciones y muy variadas.

Teniendo en cuenta la rapidez con la que aparecen nuevas innovaciones, es lógico preguntarse si merece la pena aplicar en nuestras asignaturas cada innovación que aparece, ya que el tiempo empleado para diseñarla, aplicarla, validarla y publicarla puede provocar que ya no sea una innovación docente al acabar el proceso.

El método de innovación sumativa resuelve ese problema. Para entender cómo funciona es necesario conocer dos tipos de innovación: innovación en la tecnología e innovación en el proceso que son los más utilizados habitualmente en el sector de la educación.

La innovación en la tecnología se refiere a utilizar una tecnología innovadora en educación. Este tipo de innovación suele tener un alto impacto mediático y divulgativo, pero su duración es breve. Por ejemplo, cuando aparecieron los sistemas de presentación multimedia (por ejemplo MS PowerPoint), solo su uso en nuestra asignatura ya constituía una innovación y cualquier congreso o revista científica publicaba la experiencia basada en esa tecnología. Sin embargo, pasados unos años, la utilización de estos sistemas, por sí mismos, no supone ninguna innovación.

La innovación en el proceso se refiere a centrar la innovación en el objetivo didáctico, en lugar de en la tecnología. Por ejemplo, si la innovación se centra en el proceso de “impartir una clase teórica”, se puede innovar en la metodología. La implantación de métodos que incluían el uso de la tecnología de presentación multimedia mejoró la metodología de la lección magistral y, por consiguiente, se innovó en el proceso.

La innovación educativa sumativa se basa en utilizar en el sector educativo la innovación en el proceso. Este tipo de innovación consiste en utilizar la tecnología para mejorar la innovación en el proceso. De esta forma, cada vez que aparece una nueva tecnología o una nueva funcionalidad de una ya existente, se puede utilizar para innovar en la metodología, de forma que la innovación es incremental. La temporalidad desaparece, ya que siempre se puede mejorar o cambiar la metodología necesaria para realizar el proceso.



Categorías:Aprendizaje, innovación

2 respuestas

Trackbacks

  1. Innovación sumativa: una forma de vencer la temporalidad de la innovación educativa – titopama38blog
  2. Innovación sumativa: una forma de vencer la temporalidad de la innovación educativa — Innovación Educativa – Sociología en la Red – Divulgación, Innovación y Tecnología para la UNJFSC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: