Cómo saber qué es una aplicación o producto Web 2.0.

Intentando hacer Networking a través de puzzles. Foto by A. Fidalgo.

Intentando hacer Networking a través de puzzles. Foto by A. Fidalgo.

Por donde miro veo proyectos 2.0: radio 2.0, formación 2.0, turismo 2.0, profesores 2.0, escuela 2.0,..

¿Por qué el 2.0 se pone a todo?; la respuesta es muy sencilla: PORQUE VENDE.

Si analizas con más profundidad los productos que dicen ser 2.0, lo que utilizan algunas veces es un blog, otras un wiki y siempre una red social; dicho de otra forma: si usted es un profesor, tiene un blog para expresar sus opiniones, un wiki con los apuntes de clase y una red social con sus alumnos; no lo dude, será un profesor 2.0, impartirá docencia 2.0, sus alumnos serán 2.0 y por supuesto estará construyendo la escuela 2.0.

Pero, ¿realmente sería un profesor 2.0?, la respuesta es depende;  ya que la clave para ver si un profesor (o cualquier otra cosa) es 2.0 depende de lo que se haga, no de las herramientas que se utilicen.

Para entender qué es en realidad una aplicación 2.0 tenemos que saber la historia de internet (no se asusten, será una historia muy breve).

Cuando comienza a implantarse Internet en la sociedad, muchas personas vieron que sería un nuevo canal de información; no les faltó visión, pero el problema fue el enfoque, ya que se le trató con unos indicadores similares a cualquier medio de comunicación; es decir, se buscaba la audiencia.

Se creyó que si una organización sacaba un portal web temático, esto significaría que las personas interesadas en esa temática acudirían en masa y por tanto tendría una gran audiencia. Las empresas y corporaciones se lanzaron a crear portales (había una verdadera carrera por ser el primero, ya que se pensaba que no habría sitio para los siguientes).

El coste de crear los portales era inmenso: servidores con gran capacidad, gran cantidad de contenidos  variados y de calidad (para llegar a más audiencia), fichajes de reconocido prestigio en la temática (avalaban la calidad del portal), actualización de contenidos(para que la audiencia entrara asiduamente  al portal) y la creación de servicios relacionados con la temática (para fidelizar a la audiencia). El coste de estos portales era de miles de millones de pesetas (no exagero nada, la inversión inicial era de varios miles de millones, y el mantenimiento de cientos de millones anuales). Nacieron importantes portales, por ejemplo en el mundo universitario UNIVERSIA (con una inversión de 11.000 millones de pesetas). El principal problema de la mayoría de los portales era que no tenían la audiencia esperada, o al menos no era tan grande como se suponía.

Sin embargo, en alguna casa, algún chaval (o chavala) con un ordenador baratito, se le ocurría aplicaciones muy distintas a los portales. Se trataba de crear una aplicación para que los usuarios pudiesen compartir información; por ejemplo, en España fue muy curioso (y precursor) el rincón del vago; en esta web las personas podían “publicar” trabajos de clase, descargarlos (y modificarlos). Esta aplicación tuvo un gran éxito entre estudiantes, ya que la información que había en ese portal era útil. El éxito de este tipo de aplicaciones fue espectacular, llegando a tener mucha más audiencia que los propios portales. Aplicaciones famosísimas hoy en día como Youtube (intercambio de videos), Wikipedia (intercambio de artículos), Flickr (intercambio de imágenes) nacen con ese planteamiento: “intercambiar información”. Estas aplicaciones dan origen a lo que se denomina web 2.0; mientras que la idea que subyace en los portales es lo que se denomina web 1.0

Contrastando ideas y conceptos de web 1.0 y web 2.0 podríamos decir que:

Web 1.0 tiene contenidos de calidad; Web 2.0 tiene contenidos de utilidad (la calidad y la utilidad no están reñidas, si son útiles y de calidad mejor).

En la Web  1.0 los contenidos los aporta la organización que gestiona la aplicación; en la Web 2.0 los contenidos los aportan los usuarios de la aplicación.

En la Web 1.0 hay desarrolladores de la aplicación y usuarios; en la Web 2.0 solo hay usuarios, ya que son éstos los que construyen la aplicación.

A mi modo de ver estas son las claves de la Web 2.0; es decir, la utilidad de los contenidos; la construcción cooperativa y los usuarios como constructores de la propia aplicación. Es cierto que hay un software que se ha dado en llamar 2.0 como son los blogs, wikis y redes sociales; pero este software nace como unas herramientas útiles para desarrollar aplicaciones Web 2.0, pero no todas las aplicaciones que utilizan este software son 2.0.

Volviendo al inicio del post. Es muy importante que la sociedad sepa distinguir entre una aplicación web 2.0 y otra que únicamente utiliza herramientas 2.0 ¿Por qué es importante? Por salvaguardar la verdadera esencia del 2.0 y no convertirla en una marca de éxito que desaparecerá cuando haya otra que venda más.

Si usted piensa que una aplicación es 2.0 por las herramientas que utiliza, dejará de serlo cuando utilice otras herramientas, y por tanto el 2.0 será un fósil; ya no estará de moda utilizarlo; desde este punto de vista al 2.0 le quedan “dos telediarios”, morirá cuando aparezca el 3.0.

Si usted piensa que una aplicación es 2.0 por los conceptos en los que se basa la idea no morirá nunca, ya que se podrá mejorar con nuevas herramientas, se podrá conseguir más participación, más organización, más facilidad de acceso, más vistosidad; pero siempre con un objetivo: la utilidad, la cooperación y los usuarios como constructores y beneficiarios.

Yo personalmente creo en los conceptos de la Web 2.0; de hecho ya habíamos realizado aplicaciones que se basaban en estos conceptos mucho antes del nacimiento del 2.0.

Ahora mismo seguimos (en el  LITI) con proyectos y aplicaciones, que integran 2.0 y  1.0; por ejemplo contenidos de calidad (le llamamos conocimiento formal) con contenidos de utilidad (le llamamos conocimiento informal) con usuarios que aportan contenidos; pero también las organizaciones aportan contenidos y con usuarios constructores de la aplicación, pero incorporando nuevas herramientas, productos y servicios.

Me gustaría que el 2.0 continuase siempre, incluso cuando ya no venda. Para ello planteemos siempre una aplicación 2.0 desde el concepto, no desde las herramientas que utiliza.

Anuncios


Categorías:Web 2.0.

4 respuestas

  1. Diferncias claras y concretas,muy buena explicacion,esto sí que es útil.

    Me gusta

  2. creo que tardara un tiempo para que ocurra un cambio, de modelo web, tal vez se de una vez democratizado el concepto web 2.0, pero existen grandes comunidades, sin tocar estos campos, menos interactuar con la información de contenidos.

    Me gusta

Trackbacks

  1. Cooperación y Web 2.0. « Innovación Educativa
  2. ¿Qué es Web 2.0? Sus principales características | Innovación Educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: