De cómo el profesorado envejece más lentamente que el resto de los humanos.

fuente eterna juventud

La fuente de la juventud. 1546 Lucas Cranach el Viejo. Imagen de dominio público.

El comienzo del curso paraliza el tiempo, tenemos siempre los mismos alumnos, son caras distintas, pero la edad es la misma año tras año.  Aunque año a año envejecemos, mentalmente  nos adaptamos a un contexto que no envejece.

El comienzo del curso representa, de nuevo, la oportunidad de ser partícipes en el cambio en las vidas de nuestro alumnado. Para alguno de ellos la formación supondrá un cambio importante en sus vidas.

EL comienzo del curso supone superar las mil y una cargas internas y externas que tenemos en el mundo de la educación. Vamos a tener que volver a ser Quijotes luchando contra molinos de viento.

El comienzo del curso estrenamos nuestro incremento de experiencia del curso anterior. Mejoramos los contenidos, los procesos e incluso nos atrevemos con nuevas tecnologías. Siempre estamos de estreno.

El comienzo del curso es un nuevo reto, reto para motivar al alumnado, para hacerles comprender que el aprendizaje es algo natural al ser humano, que no es una tarea que tengan que hacer de 9 a 14 h y en un aula.

En definitiva, el comienzo del curso supone mantener la ilusión, el compromiso y el deseo de contribuir a que las personas sean más personas.

Creo que el comienzo del curso es mágico, que contribuye a que no envejezcamos mentalmente. Es como una fuente de energía que alimenta nuestra mente y hace que la mantengamos viva.

Anuncios


Categorías:Educación, Profesorado

7 respuestas

  1. Ser docente en infantil también implica llenarse de energía , de recibir cariño sincero , cada día es diferente llegan con nuevas cosas que nos comparten

    Me gusta

  2. Me encanta el entusiasmo y amor hacia la enseñanza que leo en estas líneas. Interesante y apasionante la idea de renovar, rejuvenecer nuestro cerebro, observar con positividad la idea de un nuevo reto o nuevos retos al comenzar cada curso. Leer este post ha sido un enchufe de energía y apoyo, por lo que te estoy muy agradecida. En secundaria a veces la energía sufre grandes desgastes pero es cierto que cuando uno ve esos cambios en el alumnado que brevemente mencionas, el regalo interior personal, la satisfacción de ver que tu trabajo o dedicación ha servido para algo, es algo indescriptible e incomparable.

    Me gusta

    • Hola Mercedes,
      Es cierto que a medida que avanza el curso, algunas veces, ese energía se va perdiendo, e incluso hay personas que se desaniman en ese camino.
      Sin embargo, la posibilidad de volver a intentarlo hace que nos recargemos de nuevo de energía.
      Gracias pro comentar.

      Me gusta

  3. Es así tal cual. Año a año aprendemos y recibimos de nuestros niños, jóvenes y sus universos verdadera magia que nos nutre y nos alimenta. Mil gracias y saludos.

    Me gusta

Trackbacks

  1. De cómo el profesorado envejece m&aacute...
  2. De cómo el profesorado envejece más lentamente que el resto de los humanos. — Innovación Educativa | Consultorio de la Innovación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: