Una visión informal de Flip Tecahing, fácil, entendible y aplicable.

Flip Teaching, Flipped Classroom o aula invertida, como quieran llamarlo, se viene definiendo como la inversión del modelo tradicional “la lección en casa” y “los deberes en clase”. Parece algo nuevo, innovador y, además es tendencia en innovación educativa.

Sin embargo, el planteamiento informal es antiguo, cotidiano y normalmente una pared con la que chocamos una y otra vez el profesorado (porque se intenta desde hace décadas y nunca funciona)

La lección en casa viene a decir que el alumnado “aprenda” la lección antes de ir a clase y que durante la sesión presencial, como el alumnado ya ha aprendido la lección, usted se dedique a otras cosas distintas a impartir la lección magistral.

Cualquier profesor o profesora sería capaz de diseñar una sesión presencial bajo el supuesto de que el alumnado ya  trae aprendida la lección (pruebe a hacerlo, seguro que se le ocurren muchas actividades que podría hacer en su aula).

Sin embargo Flip Teaching, aunque literalmente indique que la lección se toma en casa, no significa eso. Por dos motivos: uno porque sería tremendamente complicado que el alumnado, por su cuenta y antes de ir a clase tuviese la lección aprendida (tendrían que ser super-alumnos) y por otro lado, algunas personas pensarían ¿si el alumnado es capaz de aprender la lección por su cuenta, para qué sirve el profesorado?

Realmente lo que significa Flip Teaching es que el alumnado realiza una actividad previa antes de ir a clase; dicho de otra forma, que se puede aprender una pequeña parte de la lección (sobre un 15% en caso de lecciones magistrales de una hora) no toda.

Respecto a la sesión presencial el planteamiento es  “si un alumno viene con un 15% de la lección aprendida, ¿cómo organizo las clases presenciales para que sean dinámicas, participativas y cooperativas?

Si usted es un profesor o profesora que domina la materia seguro que se le ocurrirá qué 15% de la lección propone que el alumnado  haga online, qué material emplearía, qué actividades pondría en la clase presencial para que su alumnado fuese activo y cómo impartiría el otro 85% de la lección que le resta.

Haga el intento, ya verá como se le ocurre algún plan formativo.

Nota. Si le interesa, todo lo dicho es lo que enseñaremos en el MOOC “Flip Teaching: una metodología activa”. Se impartirá a finales de febrero o principios de marzo, ya van 3500 personas inscritas. Si lo deseas aún te puedes inscribir.

 

Anuncios


Categorías:Flip Teaching, Visión informal

2 respuestas

  1. Es importante de manera previa organizar y planear la clase con las actividades, al utilizar este método como docente se continua dirigiendo el aprendizaje, y tener bien definadas las estrategias parte de la metodologia, pero para hacerlo mas sencillo en mi caso que tengo niños de primaria, hacer la clase activa, en donde argumenten, comenten, debatan y sobre todo tengan un serie de recursos a la mano de gran variedad es bueno por que el alumno, no solo indaga, se vuelve investigador nato del conocimiento, critico, analítico y proactivo en todo momento por aprender constantemente de manera divertida y no monótona.

    Me gusta

Trackbacks

  1. 109 conceptos clave utilizados en formación, aprendizaje e innovación educativa. – Innovación Educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: