Formación en Valores ¿cómo llevarla a la práctica?

Hay un gran acuerdo en la sociedad sobre la misión de la educación, ésta no debe solo servir para adquirir conocimientos, habilidades y destrezas. Además, debe servir para formar en valores, para conseguir que cada integrante de nuestro alumnado sea un buen ciudadano,  sepa conservar el medio ambiente,  respete a todas las personas independientemente de su condición, raza o forma de pensar, y que tenga en cuenta la ética y la responsabilidad cuando desempeñe sus funciones.

Es como si la formación fuese un bosque y cada árbol representase uno de los aspectos en los que se debe formar a nuestro alumnado. Sin embargo un árbol destaca sobre el resto, es mucho más alto, frondoso, vistoso e importante. Es el árbol del conocimiento, sus frutos son de dos tipos: aprobado o suspenso. Si un alumno lleva a su casa la fruta del aprobado todo va bien, y si lleva la del suspenso se considera un fracaso. Con esta situación ¿qué importa el resto de los árboles?, ¿de qué vale adquirir valores si suspendes?

El profesorado se suele preocupar por su árbol, el del conocimiento de su asignatura, sin embargo no dedica tiempo al resto de los árboles. Por esta razón muchos políticos piensan que si se quiere enseñar, por ejemplo, ética se debe poner una asignatura sobre ética. Muchas veces el debate político se centra en qué asignatura  debería ser  obligatoria, siguiendo este razonamiento  muchas lo tendrían que  ser.

Pero ¿Cuál se pone? ¿se puede cambiar conocimiento por valores? Si hay una asignatura sobre “respeto a las ideas” y un alumno la aprueba ¿ya respetaría a los demás?

Realmente no creo que el camino sea poner nuevas asignaturas, pienso que hay otra forma que sería más eficaz, es una fórmula muy vieja, conocida tanto por nuestros grandes científicos como por la sabiduría popular. Decía Albert Einstein que “dar ejemplo no es la principal manera de influir en los demás; es la única manera”,  y la sabiduría popular dice que “hay que predicar con el ejemplo”.

Pues eso, prediquemos con el ejemplo. Qué mejor manera de enseñar valores que teniendo valores y llevándolos a nuestra asignatura. Yo por ejemplo, trato de enseñar a mi alumnado que cooperar es bueno, para el individuo, para el grupo y para la sociedad. Por esta razón uso la cooperación entre ellos para que se ayuden a adquirir conocimiento, pero también para que ayuden a alumnado de otras asignaturas, de cursos venideros e incluso de personas que aún no se han matriculado en la asignatura (y lo he conseguido ).

Hay muchas actividades de innovación educativa que se basan en valores, con ellas se demuestra que esos valores se pueden aplicar y que funcionan. Es cierto que la educación es como el bosque formado por árboles y que cada árbol representa lo que queremos que sean nuestros adolescentes. Pero no debemos centrarnos en los árboles, sino en las raíces de los mismos que están interconectadas. Podemos y debemos incorporar formación en valores dentro de todas y cada una de las asignaturas.

Otros post de formación en valores:

Anuncios


Categorías:Conceptos

4 respuestas

  1. Muchas gracias Angel por compartir con todos tus reflexiones con las cuales no puedo estar mas de acuerdo de forma general.
    En mi caso intento llegar mas a la raíz y a la vez ser lo mas eficiente posible. Si que es verdad que tenemos que predicar con el ejemplo pero vivimos en un mundo de indicadores por los cuales después nos piden cuenta. Si somos conscientes de esa realidad y ademas creemos en lo de formar en valores por que no atajar el problema de forma directa. Por qué no tener asignaturas que traten, desde un punto humanista, el concepto de ética de forma integral; Por qué no hablar a nuestros alumnos del concepto de Intereticas (véase en google. Emilio Muñoz, Interéticas).

    En definitiva gran debate el se plantea.

    Me gusta

  2. El simil del bosque con la educación, me entusiasmó porque sí, somos animales sociales, pero aprendemos y asimilados de manera individual porque no sabemos coopeerar y en eso estamos trabajando también.

    Por otro lado tus alusiones al fracaso escolar y al dar ejemplo, me parecieron muy apropiadas. Aunque innovar en valores en el caso ejemplar sería haberlos adquirido antes y seamos justos, valores, lo que se dice valores los hay de muchas clases; humanos, democráticos, económicos; …y seamos sinceros, actualmente prevalecen los últimos; económicos
    . Y es verdaderamente triste porque para cooperar hace falta más humanidad y compromiso!

    Me gusta

Trackbacks

  1. Formación en Valores ¿cómo llevarla a la práctica? Por Ángel Fidalgo de Innovación Educativa « Sociología en la Red de la UNJFSC
  2. PISA evaluará en 2018 la competencia global ¿qué es y cómo formar en la misma? – Innovación Educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: